En el día de hoy, concretamente a las 18:30 h., tengo previsto visitar a los compañeros y compañeras de la “Agrupación Ramón Rubial” de Rioja-Alavesa en Labastida. Dicha Agrupación fue uno de los puntales en el Territorio Histórico de Álava en la campaña de José Antonio Pérez Tapias, miembro de la corriente de opinión  interna Izquierda Socialista, en las elecciones a la Secretaría General del PSOE; tanto en avales como en votos, los miembros de la “Agrupación Ramón Rubial” de Rioja-Alavesa se decantaron por el candidato a Pérez Tapias.

Dentro de las elecciones para la renovación de la Secretaría General del PSE-EE de Álava, me siento profundamente agradecida por el apoyo mayoritario de tantos militantes de dicha Agrupación que han apostado por avalarme para dirigir este nuevo tiempo que se abre para la política socialista. Considero que es una gran oportunidad y una mayor responsabilidad, que espero no defraudar, el hecho de que esto haya sido así. Sin embargo, lo importante no son los apoyos internos, sino continuar en la tarea de situar y colocar al Partido Socialista de Álava en las mejores condiciones para ofertar una alternativa política verdaderamente de izquierdas y de gobierno a la derecha, ya el Partido Popular o el Partido Nacionalista Vasco, o los abertzales de Bildu”.

Sin título

Frente a un PP, con los señores Javier de Andrés y Maroto al frente, con propuestas racistas y que incitan al enfrentamiento entre ciudadanos, quiero ofrecer a la ciudadanía un PSE-EE de Álava que respete y dé valor a la dignidad de las personas, al derecho a la diferencia, a la ayuda pública a quien lo necesita, a la convivencia y a la tolerancia. Frente a un PNV que apuesta por recortar los servicios públicos y las políticas sociales, que únicamente se ha visto frenado por nuestra actuación a través de los presupuestos del Gobierno Vasco, los socialistas vascos apostamos por evitar los recortes y, en segundo lugar, proponer una política fiscal progresiva y de lucha contra el fraude que permita aumentar los recursos económicos disponibles para el sostenimiento de las políticas públicas y el apoyo a los sectores sociales más desfavorecidos. Frente a una Bildu que sigue teniendo pendiente su homologación democrática, despejando toda duda sobre la asunción del daño causado a la libertad, a la democracia y a los derechos humanos, quiero ofrecer a la ciudadanía un PSE-EE de Álava defensor sin fisuras de los valores democráticos. Ahora y siempre.

La renovación socialista no se demuestra con apelaciones a un supuesto giro a la izquierda, sino con hechos, con políticas, con propuestas concretas, que vuelvan a conseguir el reencuentro con los compañeros y compañeras del PSE-EE (PSOE) y, lo que es más importante, con la sociedad. Los afiliados y afiliadas del Partido Socialista somos su estructura, su organización, los que damos forma al socialismo. Pero, el socialismo es mucho más y, precisamente por ello, quiero liderar el PSE-EE de Álava, para fortalecer el encuentro con muchos hombres y muchas mujeres que han compartido, comparten y quieren compartir nuestro proyecto de justicia social. El socialismo esta vivo, porque viva esta la desigualdad. El socialismo es necesario, porque necesaria es la libertad.