Al inicio del debate presupuestario en las Juntas Generales de Álava, el Grupo Juntero Socialista, tras su reunión con el Diputado General, ha decidido iniciar una ronda de contactos con el resto de Grupos Junteros para plantear que el presupuesto lo elaboremos desde la oposición, de la misma manera que ya hemos elaborado otras muchas propuestas en esta legislatura.

Los socialistas plantearemos un debate presupuestario que avance en medidas concretas de creación de empleo a través del impulso de las diferentes políticas forales y del aumento de la recaudación fiscal, y que impulse las potencialidades del Territorio Histórico de Álava como un lugar moderno y progresista.

Dentro de esa ronda de contactos, el Grupo Juntero quiere compartir la visión de un gobierno foral a remolque, falto de ideas y liderazgo y abandonado al letargo del final de la legislatura. Un gobierno que no ha cumplido sus promesas electorales y que no ha sabido dar una respuesta a las personas que han perdido su nivel de vida, a las empresas que han visto reducida su cartera de pedidos o directamente han cerrado, a los autónomos, a los nuevos proyectos para crear nuevas oportunidades de empleo y, sobre todo, a los jóvenes y a los trabajadores que cada vez encuentran más obstáculos y precariedad en el empleo y en su derecho a desarrollar un proyecto de vida en Álava. Un gobierno que no ha sabido dar respuesta a los agricultores y ganaderos que se ven amenazados por la nueva PAC y que han visto disminuidas las ayudas públicas.

Las propuestas presupuestarias que plantearemos los socialistas a los demás grupos junteros versarán en torno a varias consideraciones:

  • Una agenda social para recuperar y aumentar las ayudas al servicio a domicilio, para ampliar las prestaciones del asistente personal, y la creación de un fondo extraordinario para apoyar, junto con otras instituciones, a las nuevas necesidades de muchos ciudadanos con dificultades para hacer frente a los recibos de la luz, calefacción y agua, un fondo que haga frente a la pobreza energética.
  • Una agenda por el empleo público y privado para aumentar, a través de OPEs, el número de inspectores fiscales y eliminar la interinidad en el Instituto Foral de Bienestar Social, así como incrementar los recursos del departamento de promoción económica para ampliar las ayudas y la cuantía de los avales para que ningún proyecto viable se quede sin financiación.
  • Una agenda de inversiones públicas centrada en grandes proyectos con financiación comprometida para varios años, como la recuperación del Parque de Lamuza de Llodio y en otros más pequeños que repercutan en los ayuntamientos con la posibilidad de incrementar los recursos presupuestarios de la convocatoria de obras menores.
  • Una agenda de apoyo y defensa de las asociaciones que conlleve una nueva relación no sujeta al clientelismo sino a garantizar la autonomía y la continuidad de su trabajo durante todo el año en el ámbito del deporte, de atención a personas mayores y con dificultades, de apoyo a personas con patologías o al ámbito cultural y de conservación del patrimonio.

Junto a estas líneas de trabajo, reflexión y acuerdo, el Grupo Juntero también considera necesario cubrir las carencias y el desinterés del PP por proyectos estratégicos. Exigimos al Gobierno Vasco, al Gobierno de Madrid y al Gobierno Foral inversiones para recuperar el proyecto VIAP, la apertura 24 h. del aeropuerto de Foronda y otros servicios perdidos como el Puesto de Inspección Fronteriza, para convertir a Foronda en la plataforma logística del norte de España. Apostamos por las energías renovables, exigiendo la eliminación de normas legales que castigan el autoconsumo y su implantación. Apostamos por la modernización de nuestras plataformas logísticas y el atractivo de nuestros polígonos industriales, al igual que la depuración del Alto Nervión.

Hemos demostrado nuestra disposición a trabajar desde la oposición en contra de las políticas y la gestión del PP en la Diputación Foral de Álava y lograr un debate presupuestario que recupere el tiempo perdido en esta legislatura. Consideramos, además, que el Gobierno Foral del Sr. De Andrés, si acepta estas premisas presupuestarias demostraría su interés en gobernar en beneficio de la sociedad alavesa y no meramente en mantenerse y atrincherarse en el Palacio Foral.

No obstante, pensamos que la posición y los objetivos del PP son radicalmente distintos, por lo que no creemos que sea posible un giro de los presupuestos hacia la recuperación de políticas perdidas, a no ser que los presupuestos sean acordados por los grupos de oposición. Si hay voluntad es posible, ya lo hemos hecho en otros asuntos como en las medidas de reactivación económica, en la aprobación de normas forales –Plan Foral, reparto a los Ayuntamientos de las vacaciones fiscales, etc–.

Construyendo juntos Álava.