La ciudadanía alavesa, ejerciendo su derecho a decidir, resolvió el pasado 26 de mayo como quería que quedara conformada la representación política de estas Juntas Generales.

El resultado escrutado definió la composición de esta Cámara que hoy tiene la tarea de investir a la máxima representación institucional del Territorio Histórico de Álava con la elección del Diputado General, a la que le seguirá la formación de un nuevo Gobierno.

Los socialistas, para llegar a este momento, hemos recibido un importante apoyo de una parte de la ciudadanía, hemos aumentado notablemente el número de votos en relación a las elecciones anteriores de 2015, y con ese apoyo hemos doblado la representación de cinco a diez junteros y junteras.

Ante este hecho quiero expresar una vez más a quienes nos votaron el agradecimiento en nombre del Partido Socialista por el apoyo recibido, agradecimiento que prolongaremos durante la legislatura que comienza, representándoles dignamente y devolviéndoles la confianza con políticas públicas acordes a sus expectativas y necesidades.

La ciudadanía alavesa también decidió colectivamente que ninguna opción tuviera mayoría absoluta, reafirmando así que la ciudadanía alavesa es plural y que esa pluralidad deberá reflejarse en los órganos de gobierno, en el programa de gobierno y en la atención a sus demandas.

Atendiendo a esa interpretación de la manifestación electoral en Álava, los socialistas hemos optado por repetir una fórmula de Gobierno, que ha generado y genera preferencia en la ciudadanía, que genera convivencia y que asegura el funcionamiento institucional.

El Partido Nacionalista y el Partido Socialista somos dos Partidos diferentes y en algunas ideas y propuestas políticas lo somos mucho más. Desde esa realidad hemos apostado por respetarnos en las diferencias.

El uno no le ha pedido al otro que renuncie a nada. Ambos hemos optado por la colaboración voluntaria, de la misma manera que lo hemos hecho en la anterior legislatura. Ambos hemos sabido en el pasado reciente dejar a un lado lo que nos llevaba al desencuentro.

Ambos hemos priorizando el funcionamiento y prestigio de las instituciones, su estabilidad, responder al interés común, al de la mayoría social, así ha funcionado los últimos cuatro años y queremos prolongarlo.

Desde sectores diversos de la sociedad se suele criticar que en política hay exceso de confrontación y falta de acuerdo para caminar y resolver.

No es nuestro caso. Los socialistas preferimos un acuerdo a un discurso, un avance a una resistencia numantina, un resultado intermedio a una soflama inviable.

Señorías, cuando un partido político se compromete a gobernar, cuando asume la gobernanza, debe saber guardar el equilibrio entre su capacidad de acción y ejecución, y su sensibilidad para atender al conjunto.

Los socialistas venimos de una experiencia de gobierno en Álava que la consideramos positiva en su balance y que así ha sido considerada por la ciudadanía.

Durante cuatro años hemos formado parte de un Gobierno de coalición con el Partido Nacionalista Vasco, un gobierno que no dispuso de mayoría absoluta, y que sí supo salir al encuentro de otras fuerzas políticas para dialogar, negociar y acordar, generando mucha estabilidad, importantes acuerdos presupuestarios y otros muchos acuerdos sectoriales.

Nos gustaría que esta manera de proceder no cambiara demasiado.

Es evidente que hoy se da otra realidad de más autonomía y solvencia en el nuevo gobierno de coalición.

Una realidad que exige ajustes a todas las formaciones políticas, a las que deseamos ensanchar el campo del acuerdo, y a las demás, a las que correspondiéndoles un papel de oposición también deberán manifestar si están por la colaboración.

El diálogo es el medio operativo de la política, el diálogo sincero, el que se usa para llegar a algún lugar, para concretar y actuar. Los socialistas decimos sí al diálogo, al diálogo que no se convierta en un fin, en un pasatiempo o en un muro con que dilatar y evitar el acuerdo.

Gobernar en coalición implica compartir parte de lo defendido por quienes se coaligan y aparcar la parte que no suscita acuerdo.

Esta actitud, que es de puro sentido común, deseo y espero que sea una actitud general en esta Institución, porque si así lo fuera, nuestra fuerza y capacidad para lograr objetivos comunes multiplicará los resultados.

Señorías, los gobiernos lo son para todos y todas pero sobre todo lo son para quienes más lo necesitan.

La política pública es un regulador de los bienes y servicios que se crean en la sociedad y como tal regulador su deber es el de garantizar mínimos vitales, garantizar oportunidades, mantener, reformar y crear las políticas que caminen hacia una mayor igualdad, dignidad y justicia social.

Por eso, llegados a este punto, quiero trasladar un mensaje de esperanza para quienes peor lo están pasando, para quienes más le golpeó la crisis y todavía no se han recuperado, para quienes tienen dificultad para conseguir empleo o para quienes todavía lo hacen en malas condiciones. Para quienes se sienten incomprendidos o sufren agresiones a sus derechos y libertades. A todos ellos y ellas en la medida de la capacidad política y material de esta Institución, que sepan que hemos pensado en su situación y que las políticas acordadas en el programa de Gobierno caminan en esa dirección.

Los gobiernos lo son también para atender y acompañar las demandas que surjan desde la sociedad. Para atender las que sean de nuestra competencia. Para acompañar a las que compartiéndolas sean responsabilidad de otros niveles institucionales. Esta también será una línea de trabajo de la nueva legislatura.

Señorías, las Juntas Generales de Álava y el Gobierno de la Diputación Foral de Álava son dos instrumentos más de una sociedad global que operan en un ámbito parcial.

Disponemos por ello de competencias políticas y recursos humanos y económicos que tienen limitaciones y que a la vez están obligados a participar de lo global.

Esta aparente contradicción tiene su cauce y tratamiento en esa expresión conocida de piensa en global y actúa en local.

  • Los desafíos de nuestro tiempo nos convocan a todos a velar por preservar en nuestro Territorio, el medio ambiente, la calidad del aire, apostar por las energías limpias y renovables, por el medio rural, por el reciclaje de residuos.
  • Nos convocan también a ofrecer nuestra industria, nuestros productos por los cinco continentes.
  • Nos convocan a hacernos notar en las Instituciones de Euskadi, España, Europa.
  • Nos convocan a combatir, reducir y eliminar comportamientos racistas, xenófobos, comportamientos tan acariciados y propagados por la extrema derecha.

Ante estos problemas, y estos retos, somos una parte pequeña en tamaño pero podemos y debemos ser una parte grande en iniciativa y ejemplo.

Los socialistas nacimos hace 140 años ambicionando una sociedad mejor, más inclusiva, más participativa, más solidaria.

Esta es una tarea inacabada, seguramente ilimitada, y siempre amenazada por otros intereses antagónicos, nuestra voluntad y compromiso es el de continuarla, hacerla crecer y para ella también hemos dispuesto políticas de Gobierno.

Los cuatro años que dejamos atrás han sido productivos para el interés general.

  1. Nos propusimos recuperar políticas que habían sido eliminadas y recortadas por el anterior Gobierno del Partido Popular.
  2. De aquellas políticas negativas pasamos a mejorar la asistencia a las personas mayores y a las personas dependientes.
  3. Creamos empleo y hemos puesto todos los medios a nuestro alcance para que sea de calidad.
  4. Mejoramos la formación de las personas en paro, multiplicamos por cuatro los recursos dedicados a este fin.
  5. Hace cuatro años nos propusimos crear empleo público y hemos convocado cuatro ofertas de empleo público con un total de 187 plazas. Conseguimos con ello caminar hacia la reducción de la interinidad de la plantilla foral y garantizar servicios de calidad.
  6. Desbloqueamos proyectos claves para la seguridad de nuestras carreteras en Zambrana, en Legutio, en Amurrio.
  7. Desplegamos un Plan de Movilidad de Álava mejorando la conexión de Vitoria y las distintas comarcas alavesas.
  8. Aumentamos en un 50% los usuarios del transporte público foral.
  9. En estos cuatro años hemos promocionado el turismo logrando más visitantes y un aumento de las pernoctaciones y la estancia media en dos días.
  10. Con el turismo hemos creado más riqueza y empleo en el conjunto del Territorio.
  11. Hemos promocionado el comercio local. Lo hemos apoyado para avanzar en su modernización y adaptación a los nuevos hábitos de consumo.
  12. Hemos reforzado la coordinación institucional con Gobierno Vasco, Ayuntamientos y Cuadrillas para obtener más beneficios sociales con los recursos públicos.
  13. Restauramos los edificios del Parque de Lamuza en LLodio para mejorar la vida social y cultural del municipio y para convertirlo en un elemento más de atracción turística.
  14. Organizamos eventos culturales y deportivos como Umbra Light Festival que movilizó a más de 80.000 personas, o el Congreso Internacional de Enoturismo, la Copa de la Reina de Baloncesto o la Final Four de la Euroliga.
  15. Hemos hecho estas cosas y muchas más. Y las hemos hecho con apoyos y complicidades de personas y organizaciones con diferentes pensamientos, pero que nos ayudaron a que se hiciera. Sin la suma de todos hubiera sido imposible.
  16. Deseamos que esto siga así, que el esfuerzo compartido y el atrevimiento político nos ponga más en la agenda ciudadana, en la visibilidad y en el interés de quienes viven aquí y de quienes nos quieren visitar o elegir para invertir, para instalarse o para labrarse una oportunidad.

Hemos hecho muchas cosas en un periodo de tiempo más difícil que el actual.

En el tiempo actual y en el que se proyecta en esta legislatura seguirán existiendo incertidumbres sobre la economía y sobre otros aspectos de la política.

Sin embargo, podemos convenir que estamos en un escenario mejor para la economía privada y para la economía pública.

Debemos aprovechar la coyuntura y apuntalar políticas y proyectos que nos hagan crecer, compartir y repartir mejor. Los retos y problemas a los que nos enfrentamos son a la vez oportunidades para mejorar.

Señorías, el acuerdo de gobierno que compartimos el Partido Nacionalista y el Partido Socialista tiene espacios para ser compartidos con otras fuerzas políticas y tiene la voluntad de ser reforzado con otras iniciativas.

Es un programa político recorrido por cuatro objetivos basados:

  • En la cohesión social y la igualdad que genera la creación de oportunidades, entre ellas la igualdad entre hombres y mujeres.
  • En la transparencia, participación y eficacia en la gestión pública desde la honestidad y la máxima exigencia en la acción del Gobierno y sus cargos públicos, perseverando en que la política sea más abierta, más interactiva.
  • En la competitividad, internacionalización y el desarrollo económico y social en torno a la innovación.
  • En la colaboración y cercanía entre todos los segmentos de la sociedad y el conjunto de las Administraciones.

El programa de Gobierno se compromete con el crecimiento del empleo de calidad, con las herramientas que este necesita, con la logística, el suelo industrial, la formación, el apoyo a la internacionalización. Todos ellos ejes determinantes para la atracción de inversión y para competir ante los constantes retos tecnológicos.

  • Queremos ayudar a crear nuevos empleos en Álava con calidad.
  • Queremos hacerlo con nuevas ofertas públicas de empleo.
  • Queremos hacerlo ayudando y colaborando con la empresa privada.
  • Queremos hacerlo desde las lanzaderas de empleo, impulsando la contratación indefinida, la formación dual, el reciclaje profesional. Y un reto importante apoyar la formación a las personas que se encuentran en riesgo de exclusión por su falta de formación o capacitación profesional.
  • Álava es un Territorio atractivo para la implantación de nuevas empresas, queremos que lo sea más, modernizando los polígonos industriales, acompañando a las empresas en sus trámites de instalación y agilizándolos. Potenciando el Parque Tecnológico de Álava con nuevos proyectos científicos, empresas de alto contenido tecnológico, apoyando al sector de industrias culturales creativas, potenciando la actividad de la Escuela Superior de Diseño, potenciando el desarrollo de la estrategia de especialización inteligente en industria 4.0, energía y biociencias. Captando talento que en algún momento se fue, o el que nunca ha estado y que queremos que nos acompañe en la construcción de una Álava más atractiva. Porque luchamos contra la despoblación de la zona rural, pero también contra la despoblación de las pequeñas a las grandes ciudades.
  • Álava es una referencia internacional en el sector del automóvil, estamos comprometidos con él y con su transición hacia el vehículo eléctrico. También con la promoción de un Museo de Automoción que plasme técnica y culturalmente su existencia en colaboración con el sector.
  • Apostamos por proyectos estratégicos desde la colaboración público privada, en especial a través del Centro de Fabricación Avanzada, el BERC de Terapias Avanzadas, el Centro de Robótica, el Centro de Excelencia de la Economía y Cultura del Vino, el CIC Energigune.

En el programa de Gobierno tiene su lugar el apoyo al emprendimiento, al impulso de nuevas pequeñas y medianas empresas, al impulso de programas europeos en materia industrial y de emprendimiento.

El sector agroalimentario alavés cuenta con nuestra iniciativa para el impulso de espacios y polígonos agroalimentarios, el regadío, la formación profesional, el cultivo ecológico, el relevo generacional, la comercialización, los alojamientos para temporeros, las cooperativas de trabajo asociado, la incorporación de nuevas tecnologías, la promoción de la excelencia de nuestros vinos.

El comercio local, el turismo y la hostelería, seguirán disponiendo de apoyo público para adaptarse a las demandas de los clientes y visitantes.

El comercio podrá contar con ese apoyo para su desarrollo y mejora en la especialización, la profesionalización, la calidad del servicio, el uso de las nuevas tecnologías en ventas y en marketing. También para su desarrollo en las zonas rurales.

Habrá líneas de trabajo relacionadas con una central de compras, los centros comerciales urbanos y los mercados municipales, la artesanía, el mercado de Navidad, la promoción del consumo en el comercio local.

Álava camina firme por una oferta turística especializada. Por una oferta que da valor y atractivo a todo su Territorio, que cuenta con la colaboración de Cuadrillas y Ayuntamientos. Una oferta turística cultural, de naturaleza, en gastronómica, con importantes eventos de nivel nacional e internacional, preparada para el turismo congresual y para el turismo que requiere de la accesibilidad.

Reforzaremos esta política desplegando más formación para visitas guiadas, más publicidad, un impulso añadido en el Conjunto Monumental de Quejana, el Museo Etnográfico de Artziniega, el impulso de la declaración del Paisaje Cultural del Vino y el Viñedo de Rioja Alavesa y la Sonsierra como Patrimonio de la Humanidad.

Señorías, los recursos del planeta son limitados, los de Álava también. Debemos cuidarlos y administrarlos en la proporción que nos corresponde y sobre todo hacerlo de manera equilibrada, sostenible, como mejor legado para las futuras generaciones.

No debemos gastar hoy lo que se necesitará mañana y mucho menos empeorar hoy lo que quizás mañana no tenga solución.

El uso del agua, los residuos, la energía, los montes, la contaminación, son y van a ser más determinantes en el cambio climático y en el acceso a los recursos naturales.

Por eso nos comprometemos con nuevos modelos de urbanismo que mejoren los criterios de sostenibilidad en nuevas urbanizaciones y en sus edificaciones. Con el avance de las energías renovables, la necesaria transición energética, la ayuda a proyectos de ahorro y eficiencia energética, su despliegue en los recursos y edificios institucionales, el desmantelamiento definitivo de la Central Nuclear de Santa María de Garoña.

Queremos promover un clúster de empresas relacionadas con la economía circular, las infraestructuras verdes, la mejora de la planificación y gestión forestal.

Apostamos por la gestión eficiente del agua, por materializar los compromisos en infraestructuras hidráulicas, en el abastecimiento y saneamiento, en la mejora de la calidad del agua.

Queremos avanzar decididamente en la aplicación de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

La mejora y modernización de la Red Foral de Carreteras de Álava, la seguridad vial, la renovación de la red comarcal, local y vecinal, los accesos, los enlaces de conexión de carreteras, el tratamiento del ruido, el acondicionamiento de los pasos de fauna, la seguridad de los ciclistas, la supresión de pasos a nivel, las subvenciones para usuarios habituales de peajes, son tareas para el nuevo Gobierno.

Queremos potenciar más el transporte público y la intermodalidad, mejorar la movilidad a los aeropuertos de Foronda y Loiu.

Queremos ayudar a la llegada del Tren de Alta Velocidad, garantizar la recarga de los vehículos eléctricos, favorecer el uso de la bicicleta eléctrica, mejorar las vías verdes, como algunos de los ejes de movilidad sostenible.

Queremos impulsar más los nodos logísticos de mercancías, el desarrollo del aeropuerto de Foronda para pasajeros, carga e industria. Avanzar en la creación del Parque Empresarial en el entorno del aeropuerto. Impulsar la puesta en marcha de una zona franca. Establecer la comarca de Ayala como puerta de entrada de Álava en el corredor logístico e industrial de Vitoria con el Puerto de Bilbao. Fomentar el eje Arasur-Jundiz-Foronda. Promover una nueva conexión ferroviaria con el Puerto de Bilbao mediante la unión ferroviaria entre Subijana y Nanclares de las líneas Bilbao-Miranda y Vitoria-Miranda.

Señorías, estamos comprometidos con una gestión abierta y transparente y que esté sometida a evaluación.

Una gestión que combine el impulso a la reactivación económica, con el equilibrio presupuestario, con el saneamiento de las cuentas públicas.

Con una gestión que avance más en la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida.

Con una gestión cuyo modelo de distribución de recursos asegure la suficiencia financiera de las administraciones para garantizar servicios públicos de calidad.

Continuaremos con la reducción de deuda y con una fiscalidad que potencie la competitividad de nuestra economía y un mejor reparto de la riqueza.

Exploraremos las posibilidades que ofrecen la fiscalidad verde y la modernización en la tramitación de las relaciones de la ciudadanía con la Hacienda.

Queremos mejorar la relación con la ciudadanía a través de la tramitación electrónica.

Disponemos de la Norma Foral de Transparencia, Participación Ciudadana y Buen Gobierno, su potencial nos permite profundizar en la estrategia de Gobierno Abierto, en el proceso de participación e innovación, en el Plan de Eficiencia Foral que ayude a reducir gastos, en la digitalización progresiva, en la Unidad Informática Fiscal, en la contratación y compra pública y privada sostenible que contribuya a la prevención, reutilización y reciclaje.

Señorías, la atención a las personas más vulnerables es una política constante y en permanente mejora, así lo hemos trasladado al programa de gobierno.

Las personas dependientes requieren de servicios de valoración y diagnóstico ágiles en la tramitación y resolución. Con servicios de asistencia personal y de ayuda a domicilio suficientes. Requieren de programas de atención y acompañamiento con diferentes intensidades y técnicas.

En ese objetivo queremos mejorar residencias, ampliar plazas, impulsar la innovación en colaboración con centros tecnológicos, mejorar el contenido y gestión de los servicios.

Queremos que las personas dependientes puedan vivir más tiempo atendidas en sus domicilios, pero también queremos nuevas camas residenciales para personas con problemas graves de discapacidad física o psíquica que hacen imposible permanecer en sus domicilios.

Queremos mejorar la formación de personas cuidadoras, y los servicios de respiro para mejorar la calidad de vida de las familias cuidadoras.

Con los menores queremos avanzar en intervención psicosocial y terapéutica con sus familias para intervenir ante situaciones de desprotección grave en riesgo de maltrato, abandonó, explotación y abuso sexual. Queremos mejorar los programas educativos y las instalaciones de los centros de menores.

La erradicación de la violencia machista requiere la implicación de toda la sociedad. Seguimos en ese empeño con medidas de refuerzo en las estructuras de apoyo a las víctimas.

Mejorando la acogida en plazas residenciales y pisos de emergencia para atender a las mujeres y a sus hijos. Mejorando la atención integral.

Mejorando en la educación y sensibilización en materia de igualdad de género.

La igualdad de género, la igualdad real y efectiva también precisa de más medidas.

Medidas que avancen en el fomento de la participación, que incluyan en los contratos administrativos cláusulas sociales a favor de la igualdad.

Medidas para eliminar la brecha salarial, facilitar la conciliación, establecer 16 semanas de baja por paternidad intransferible para el personal de la Diputación.

Medidas para promover el fomento de la visibilizarían del colectivo LGTBI para impulsar la sensibilización social en el respeto a la diversidad y para colaborar con otras instituciones en el fomento de la lucha contra la discriminación, el racismo y la xenofobia.

Medidas para intervenir ante situaciones de pobreza y exclusión social. Para mejorar en una convivencia intercultural basada en el respeto y la pluralidad.

Señorías, Álava también tiene tareas pendientes en la cohesión y equilibrio de su territorio, evitando el despoblamiento rural, favoreciendo el asentamiento y fijación de población en el medio rural.

Para ello queremos garantizar los servicios básicos en cualquier lugar del Territorio, fortaleciendo las cabezas de comarca, avanzar en planes y programas de inversión, actuar en la política de vivienda, en política fiscal, ayudar a nuevas actividades económicas, al emprendimiento, a la conservación del Patrimonio Natural, a la mejora de hábitats y espacios degradados.

También queremos prestar servicios a través del acuerdo con los municipios del Condado de Treviño para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

En la vertebración territorial hemos ido mejorando en la movilidad y transporte, en la gestión del agua, en la prevención y extinción de incendios.

Queremos mejorar en las infraestructuras locales, en la optimización de los recursos hidráulicos, en el uso de la tecnología y la conectividad, en el impulso de viviendas inteligentes para personas mayores, en la extensión de la cultura a todo el Territorio, en la recuperación del patrimonio cultural y medioambiental, en la recuperación del patrimonio industrial, en el fomento del uso del Euskera.

Queremos ayudar a la reactivación económica a través de los planes de desarrollo rural sostenible del apoyo a un sector agroalimentario innovador, diversificado que esté presente en toda la cadena de valor alimentaría.

Queremos ayudar a desarrollar nuevos modelos de negocio que permitan el aprovechamiento de los recursos naturales, la diversificación de los cultivos tradicionales y la participación social en las empresas de transformación y comercialización. Potenciar la artesanía como motor de atracción comercial y turística.

Queremos mejorar en el aprovechamiento y regeneración del sector forestal, ampliando y potenciando un banco de tierras agrarias, que incluya la conservación de suelos agrarios estratégicos.

Apoyar y asesorar a los jóvenes para que garanticen el relevo intergeneracional.

Señorías, estos compromisos y muchos más conforman el programa de gobierno, que va unido a la investidura del Diputado General de Álava.

Este es el resultado de un esfuerzo compartido de dos formaciones políticas muy diferentes con un objetivo común, dar servicio público a la ciudadanía alavesa, garantizar a la ciudadanía un futuro con políticas públicas acordes a las exigencias de la evolución social y a muchas demandas que de la ciudadanía se reclaman.

La política del presente y el futuro va a necesitar de la participación activa y creciente de la ciudadanía.

En el abanico de problemas que nos movemos hay soluciones que residen en lo económico, en lo material, y también las hay que residen en la concienciación colectiva, en cómo sepa la ciudadanía integrar cada comportamiento individual en objetivos colectivos.

Señorías el inicio de una legislatura supone renovación y refuerzo de la democracia, ilusión y oportunidad de colaborar, de sumar, entre quienes se sienten, nos sentimos comprometidos con los retos de nuestro tiempo.

Los socialistas desde nuestro claro sentido institucional apostamos por ser una izquierda de liderazgo, de gobierno, una izquierda que arriesga y decide.

Los socialistas queremos devolver a quienes nos prestaron su voto, la confianza depositada, siendo útiles, gestionando a través del acuerdo entre diferentes para progresar, para que las instituciones no se paren, para que la contribución de la ciudadanía a lo público, para que sus impuestos, puedan ser devueltos en tiempo y forma con políticas públicas y de interés social.

A quienes nos votaron gracias por su confianza.