Realmente, el último debate de Política General del Gobierno Foral presidido por el señor Javier De Andrés se ha convertido en un hecho mediático centrado en su persona, porque las dudas fiscales sobre la compra de su vivienda han marcado buena parte de la atención. Un político tan acostumbrado a la publicidad y a ocupar los espacios mediáticos ha tenido una buena dosis de su propia medicina: nadie estaba interesado en lo que decía, sino si era capaz de clarificar suficientemente su situación tributaria. Una buena imagen de lo que sucede con el Partido Popular desde hace tiempo: van a lo suyo y a permanecer en el poder.

Pero habido debate, críticas y propuestas desde el Partido Socialista de Euskadi, concretamente desde el Grupo Juntero, porque el Gobierno Foral debía oír los problemas de la calle, lo que opina la sociedad de sus recortes, de los modos y maneras de gestionar la diputación, de su incapacidad para liderar proyectos mientras cada vez hay más incertidumbre sobre los proyectos que eran emblemáticos para el Territorio Histórico de Álava hasta la ocupación de la Diputación Foral por parte del señor Javier De Andrés y su equipo de gobierno: Foronda, el proyecto VIAP, Garoña, la conexión del tren de alta velocidad, nuevos avances en atenciones sociales.

Al final, se han aprobado resoluciones para que la recaudación fiscal se destine a la reactivación económica, creación de empleo y potenciar el Aeropuerto de Foronda y el proyecto VIAP (el centro industrial y logístico para aumentar las posibilidades del aeropuerto de Vitoria-Gasteiz). Propuestas para que Álava esté donde se merece y la sociedad alavesa comparta esos objetivos con sus representantes políticos.

El Partido Popular quería centrar su atención en el victimismo de la Ley de Aportaciones, pero después de tres años en el poder, si el tema es tan importante, su gestión es patética y estéril: no han logrado nada. Y, desde luego, al que está en el paro o en condiciones precarias en su trabajo, al autónomo que está al día o la familia que necesita de los servicios sociales forales, a todos estos ciudadanos, es un tema que ni les quita el sueño ni les preocupa para llegar a fin de mes.

Son las “cosillas” del Partido Popular de Javier De Andrés cuando quiere tapar o encubrir que el PP, sus políticas y su gestión no sirven para el Territorio Histórico de Álava y cada vez concitan menos apoyo entre los diversos Grupos Junteros y la sociedad alavesa.

En las votaciones de las enmiendas, se ha visto el resultado sin lugar a dudas: Partido Popular, cero-cero, PSE-EE, de nueve de nueve.