El empeoramiento de la situación socioeconómica, y, el aumento de actitudes racistas y xenófobas que provocan problemas de convivencia y que están empezando a producir episodios de violencia, siguen siendo los principales problemas de nuestro Territorio y las actividades prioritarias de los socialistas.

EMPEORAMIENTO DE LA SITUACIÓN SOCIOECONÓMICA

En estos tres años de gobierno del Partido Popular, con la ayuda inestimable del PNV, hemos asistido a la implantación tanto en la Diputación Foral de Álava, como en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, a políticas de austeridad, a políticas de recortes de servicios públicos y de derechos ciudadanos.

Lo hemos venido denunciando, pero hoy ya comprobamos con datos, que lejos de conseguir superar la crisis económica con una política de contención del gasto público, estamos en una situación económica y social peor. La derecha ha creado mayor desigualdad y pobreza, ha hecho crecer el desempleo, el número de empresas cerradas y ha legislado para disminuir los salarios y la protección social.

Hoy podemos decir que estamos lejos de, la tan anunciada por el PP, recuperación económica. Hoy podemos decir, de forma clara y contundente, que es hora de cambiar el rumbo de la política, de utilizar los recursos públicos para la recuperación económica y social, de negociar la deuda, de recuperar derechos laborales, de recuperar competitividad empresarial impidiendo bajar salarios y apoyando políticas de mantenimiento de empleo, de reducción de los precios de la energía y de investigación, de innovación y desarrollo para dar valor añadido a la producción.

Los socialistas actuamos para luchar contra la política equivocada liderada por la derecha, también desde Álava. Y para ello mantenemos y seguimos comprometidos con una posición firme en la defensa de las políticas públicas, desterrando la política de ajustes injustos y dañinos.

Los Socialistas, en Euskadi, propusimos y aprobamos una reforma fiscal que se ha traducido en la obtención de más recursos públicos. Esos recursos que irresponsablemente dice el Diputado General de Álava que le sobran, y de los que se ha querido deshacer, proponiendo una contrarreforma de bajada de impuestos, que no saldrá adelante y que cuenta desde el minuto uno con nuestro rechazo. Recursos que los queremos destinar a resolver los problemas que más preocupan a la ciudadanía: a generar empleo, a atender las necesidades sociales y a impulsar la inversión pública y privada.

En Álava necesitamos actuaciones urgentes ante la destrucción de empleo en la industria, hoy estamos ante el cierre anunciado de empresas como la antigua Cablenor o la crítica situación de otras como Condesa o Aceros Alaveses Moldeados y otras PYMES. En Álava necesitamos medidas urgentes contra la destrucción de empleo en el sector servicios, que cuenta ya con 17.000 personas en paro. Necesitamos medidas urgentes para dar una oportunidad de empleo a las personas mayores de 45 años que se están convirtiendo en parados de larga duración y a los jóvenes que después de su formación van a otros lugares a trabajar, exportando un capital humano que aquí se necesita, que aquí se ha preparado y para el que se ha invertido una importante cantidad de dinero público, que debiéramos rentabilizar.

Por eso, los socialistas en todas las instituciones alavesas estamos permanentemente comprometidos con propuestas y acciones concretas, que vamos a reforzarlas en las propuestas a los presupuestos para 2015, que persigan objetivos posibles, realizables y asumibles por las instituciones. Objetivos que no generen frustración. Esa será nuestra prioridad.

Una prioridad que se desarrolla con actuaciones concretas para la reactivación económica, y que se resume en las siguientes medidas:

  1. Exigencia y apuesta por la apertura 24 horas y recuperación de los servicios del aeropuerto de Foronda, junto con las inversiones del proyecto VIAP para convertir Foronda en el punto logístico de la zona norte de España.
  2. Dinamización de los polígonos industriales en colaboración con empresas y universidad para comenzar nuevos proyectos empresariales.
  3. Apuesta por la implantación de energías renovables y por el ahorro energético. Además de hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitar la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña.
  4. Apoyo para que las PYMES puedan aplicar medidas de flexibilidad interna en las empresas.
  5. Apoyo a los autónomos en un programa de segunda oportunidad.
  6. Exigencia de cláusulas sociales en todas las contrataciones públicas.
  7. Exigencia de procesos de Ofertas públicas de empleo necesarias.
  8. Exigencia y negociación para que las subvenciones europeas de la PAC consideren a nuestros agricultores y ganaderos en igualdad con el resto del sector a nivel nacional.
  9. Mejora de las infraestructuras hidráulicas y de carreteras con criterios de sostenibilidad y seguridad.
  10. Recuperación del apoyo a las políticas culturales, de patrimonio, deportivas, de apoyo al tejido asociativo, educativas, formativas para recuperar el empleo destruido.

La defensa de las personas más vulnerables a través de los valores de la igualdad, la solidaridad y la justicia social, es el motivo del nacimiento del Partido Socialista. Porque el Partido Socialista es el partido de la igualdad y proporcionar las condiciones para generar empleo digno es nuestro objetivo, junto con la protección de las personas más vulnerables.

Personas que han perdido sus trabajos, personas que por diferentes motivos no pueden trabajar y que deben tener garantizado un mínimo vital para no verse obligados a delinquir para subsistir. Hemos defendido, defendemos y defenderemos la Renta de Garantía de Ingresos porque es una política socialista, defenderemos su control para garantizarla y mejorarla, porque no creemos en la caridad, sino en la protección de derechos ciudadanos.

La Renta de Garantía de Ingresos es un pilar imprescindible de las políticas sociales, junto con las Ayudas de Emergencia Social. Ambas inciden positivamente en el consumo, en la economía y en la dignidad. Como también lo haría la creación de un fondo para proteger a las personas que sufren pobreza energética, pobreza que es causa de un aumento de enfermedades y un empeoramiento de la salud para las personas que la padecen.

Sin embargo, la política social más importante desde el punto de vista del montante económico y la que más incide en el empleo es la Ley de Dependencia. Por eso, su desarrollo es fundamental para los socialistas. Recuperar unas valoraciones menos restrictivas que las actuales para recuperar el empleo del servicio de ayuda a domicilio y la atención a quien lo necesita y mejorar las prestaciones del asistente personal deben ser nuestros objetivos en esta materia en Álava.

 AUMENTO DE LOS COMPORTAMIENTOS XENÓFOBOS Y RACISTAS

El segundo problema que citábamos y que está reapareciendo en la sociedad alavesa y más concretamente en la vitoriana es la ruptura de la convivencia entre diferentes. En nuestra ciudad que ha sido pionera en solidaridad y compromiso social con las personas más necesitadas. Y todo por la actitud de un Alcalde y un Diputado General del Partido Popular, que vuelve a las andadas y que se ha convertido en el partido de la extrema derecha alavesa, desde donde agitan sentimientos racistas y xenófobos con el único fin de obtener un puñado de votos sin tener en cuenta las consecuencias nocivas para la convivencia. Ellos, el Partido Popular, serán los responsables de los hechos que se puedan derivar de esas actitudes de confrontación y odio al diferente. Una antipolítica que la vamos a combatir desde la política, desde las instituciones y desde toda la sociedad. Desde el Partido socialista condenamos la xenofobia como actitud denigrante a la dignidad inherente a toda persona y asumimos el compromiso político de no utilizarla como herramienta electoral.

Ante el populismo, sólo cabe pedagogía, información, convicción y defensa de nuestros valores y eso es lo que vamos a continuar haciendo y protegiendo los socialistas porque somos el partido de la igualdad, solidaridad, libertad y justicia social.