Presentación
El Socialismo está vivo, porque viva esta la desigualdad. El socialismo es necesario, porque necesaria es la libertad.

Desde que me afilie al Partido Socialista de Álava en 1991, mi compromiso y trabajo por esta organización no ha dejado de progresar.

Son muchos los años y las situaciones difíciles que me han tocado vivir. Por otro lado, y teniendo en cuenta la mucha gente con la que podido trabajar y aprender, quiero acordarme especialmente en estos momentos del legado que han dejado, y que aun perviven en mí y en el PSE-EE (PSOE), personas como Patxi López, Fernando Buesa, Javier Rojo, Txarli Prieto, Luis Alberto Aguiriano, Vidal Sucunza, Augusto Borderas, Amado Ascaso y, asimismo, una interminable lista de compañeros y compañeras socialistas que por falta de espacio no puedo nombrar, que entregaron y siguen entregando lo mejor de sus vidas al servicio público, con pasión, honradez y vocación.

En esta ocasión, y gracias al apoyo de cientos de compañeros y compañeras que me han animado a ello, decidí dar un paso al frente y presentar mi candidatura a la Secretaría General de Álava. Considere que debía hacerlo porque me sentía y me siento capaz de liderar el PSE-EE alavés en este nuevo tiempo que se abre. Y lo hice porque como mujer, es una oportunidad pasar de la reivindicación de la igualdad, a la asunción de responsabilidades que, en nuestro caso, siempre han sido lideradas por hombres.

Como no puede ser de otra manera, quiero agradecer a todas y cada una de las personas que han confiado en mí para iniciar este viaje y que, con todo sinceridad, espero no defraudar.

Tal y como dije al inicio de esta andadura, me siento con fuerzas y ganas de contribuir a que el proyecto socialista sea una alternativa a la derecha y al nacionalismo.

Los afiliados y afiliadas del Partido Socialista somos su estructura, su organización, los que damos forma al socialismo; pero el socialismo es mucho más y, precisamente por eso, quiero liderar el PSE-EE de Álava; para fortalecer el encuentro con muchos hombres y muchas mujeres que han compartido, comparten y quieren compartir nuestro proyecto.

Como ciudadana, hija y madre que soy, comprendo las dificultades, y en muchos casos graves, por las que viene atravesando la sociedad alavesa, vasca y española. Nuestra comunidad está compuesta por trabajadores con empleo y sin empleo, por pensionistas y jubilados, por mujeres que desarrollan sus tareas en el hogar, por jóvenes que necesitan buena formación pública y oportunidades de empleo. Por autónomos, por profesionales de distintos sectores, por personas con inquietudes artísticas, deportivas, por emprendedores. Todos ellos y todas ellas necesitan de una política pública que redistribuya bien la riqueza, que favorezca la creación de empleo y que garantice los servicios públicos esenciales.

Por todo ello, y por mucho más, considero que cuando los socialistas nos comprometemos con quienes nos votan, debemos defenderlo consecuentemente como si de un contrato social se tratara. Este es nuestro camino, lealtad a nuestros electores.

Espero que nos encontremos en el camino y, si ello no fuera posible, que a través de este medio que he puesto a vuestra disposición, podamos dialogar y todo aquello que redunde en mejorar nuestra organización, nuestra tierra y, especialmente, la sociedad.