Presenté mi precandidatura a la Secretaría General del Partido Socialista de Álava en julio. Lo hice como una decisión personal tomada tras recibir suficientes apoyos y muchos ánimos de compañeras y compañeros que proponían mi candidatura.

Lo hice porque me sentía y me siento capaz de liderar el partido socialista de Álava en este nuevo tiempo.

Y lo hice porque como mujer, es una oportunidad pasar de la reivindicación de la igualdad, a la asunción de responsabilidades que, en el caso alavés, siempre han sido lideradas por hombres.

Desde entonces, en este mes y medio, he pedido apoyos entre la militancia, me he entrevistado con compañeros y compañeras de todo el Territorio, y hoy, a falta de la confirmación definitiva, puedo decir que tengo y he presentado el aval de 331 militantes alaveses.

Siento que he adquirido una responsabilidad importante con tantas compañeras y compañeros apoyándome. Lo primero, quiero agradecer lo que han hecho, su apoyo, pero les voy a seguir pidiendo esfuerzo. Primero para convertir esos avales, esas firmas, en votos el día 16, y segundo, para continuar en la tarea de situar al partido socialista de Álava en las mejores condiciones para ofertar una alternativa política y de gobierno.

Mi candidatura pretende impulsar un proyecto socialista que tiene historia, que tiene balance, que tiene presente y que quiero que tenga futuro. Un proyecto que tiene características propias. Siempre las ha tenido y hoy, también. Esas características tan propias del PSE-EE (PSOE) hacen a este proyecto ser diferente a los que en Álava pueden competir por liderarla.

Con mi candidatura no quiero proponer a la ciudadanía alavesa sólo unas siglas, quiero proponer una forma de hacer y de dar contenido a la política alejada de algunas cosas que hoy estamos viendo y viviendo.

Frente a un Partido Popular con propuestas racistas y con incitación al enfrentamiento entre ciudadanos, quiero ofrecer a la ciudadanía un partido socialista que respete y dé valor a la dignidad de las personas, al derecho a la diferencia, a la ayuda pública a quien lo necesita, a la convivencia y a la tolerancia.

Frente a un PNV que apuesta por recortar servicios públicos y políticas sociales, ideas que sólo han sido frenadas, por nuestra decisión, la de los socialistas vascos, de acordar primero para evitar recortes y segundo para proponer una política fiscal progresiva y de lucha contra el fraude que permitiera aumentar los recursos públicos para el sostenimiento de las políticas públicas que querían recortar.

Frente a ese Partido Nacionalista Vasco, quiero ofrecer a la ciudadanía un partido socialista que tiene historia, balance y que da confianza por esa historia y por ese balance en la puesta en práctica y mantenimiento y mejora de las políticas sociales y de servicios públicos de calidad universales en Euskadi y en el Territorio Histórico de Álava.

Frente a una Bildu que sigue teniendo pendiente su homologación democrática, despejando toda duda sobre la asunción del daño causado a la libertad, a la democracia y a los derechos humanos, quiero ofrecer a la ciudadanía un partido socialista defensor sin fisuras de los valores democráticos. Ahora y siempre.

Frente a dos grupos nacionalistas, PNV y Bildu, que quieren competir entre ellos por quién es el primero, quiero ofrecer a la ciudadanía un partido socialista donde los que queden primeros sean las ciudadanas y los ciudadanos, porque en Álava se haga una política de estímulo a la economía, de ayuda al empleo, de protección social y de convivencia.

Frente a un PP que se ha pasado el verano insinuando que el PNV se financia ilegalmente, quiero ofrecer a la ciudadanía un partido socialista que dónde y con quién haya dudas de su respeto a la legalidad, utilizará los medios públicos necesarios para aclarar estas cosas.

En este sentido, y desde aquí, anuncio que voy a preguntar en Juntas Generales al Diputado General de Álava, el Sr. De Andrés, si ya que tiene dudas sobre la financiación del PNV, ha hecho algo a través de la inspección fiscal o cualquier otro medio para aclarar esas dudas. Montoro le ha enseñado el camino de lo que se debe hacer cuando hay sospechas.

Estos días estamos asistiendo atónitos a cómo, entre fuerzas políticas con acuerdos, se tiran los trastos a la cabeza para no solucionar los problemas. El PP y el PNV están protagonizando un teatro de desacuerdos dentro de los acuerdos férreos que tienen, para no alcanzar ninguna solución. Por ejemplo, el acuerdo para realizar vuelos entre Vitoria y Nueva York, que ya sabemos que se pospone, porque se trataba de una estrategia para esconder las medidas tomadas contra el desarrollo de Foronda eliminando servicios y recortando horarios.

Estos vuelos a Nueva York, sabíamos desde el principio que no tenía ningún viso de éxito. Ya hemos presentado una iniciativa para saber lo qué nos está costando esta broma. O las acusaciones mutuas de quién es el responsable de que el proyecto VIAP y el desarrollo logístico de Foronda se haya quedado sin inversiones, muerto; o las políticas y acuerdos institucionales en materia de empleo para Álava, que también son para estos dos partidos un motivo de acusaciones sin ofrecer soluciones.

Frente a estos acuerdos sin contenido, quiero ofrecer a la ciudadanía un partido socialista que acuerde con contenido, con rigor y que sea exigente con el cumplimiento de esos pactos, un partido que trabaje en las soluciones con y para la ciudadanía.

Sabemos lo que queda por hacer, sabemos que hay que tener el coraje suficiente en la situación en la que estamos inmersos. El trabajo va a ser arduo. Por eso, quiero decir que seguiré trabajando intensamente en encuentros con compañeras y compañeros para que el apoyo de las firmas que hoy presento, se convierta en votos que nos permitan conseguir nuestro objetivo, estar en las mejores condiciones para ofertar una alternativa de gobierno en las instituciones alavesas para defender y poner en práctica los valores socialistas cuando son más necesarios que nunca para trasformar nuestra comunidad en una sociedad más justa, equitativa y tolerante.

Para finalizar, reiterar mi más sincero y afectuoso agradecimiento a todas las compañeras y compañeros que me han ayudado y me han dado su confianza para poder ser candidata a la Secretaría General del Partido en Álava.