Compañeros y compañeras.

La política sigue gozando de plena intensidad. Así se manifiesta en Europa con el “brexit” y la reconformación de la Unión Europea.

En España con las segundas elecciones legislativas en seis meses y las circunstancias que los resultados han creado para formar gobierno.

En Euskadi con las elecciones autonómicas a la vista.

En el Territorio Histórico de Álava con el debate sobre el estado de la ciudad, y sus retos.

En el PSOE con las expectativas sobre el Comité Federal que se celebrará el sábado.

En el PSE con la remontada a las encuestas.

En el escenario internacional con las elecciones en Estados Unidos y su influencia en la política internacional. Lo mismo sucede con el terrorismo y sus consecuencias.

Pero hay más elementos de intensidad en la política y también de preocupación.

En la política general, a las reservas para el pago de las pensiones. Los recortes a las políticas públicas, hoy congelados y semiocultados por el PP, que llegarán, a cambio de que no nos multe la Unión Europea, o en el peor de los casos penalizados además con la multa. El espionaje del gobierno de Rajoy a los partidos.

También en la política más cercana, que nos toca gestionar, hay intensidad política, porque aunque se esté parcheando y jugando con los tiempos, hay problemas de financiación pública en Euskadi, en Álava y muy acusadamente en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Tenemos una economía que no despega en términos sociales. Y prácticamente todas las inversiones en infraestructuras o servicios están paralizadas.

En este escenario nos toca hacer política y nos toca mover nuestra capacidad de influencia y decisión.

IMG_4790

Antes de referirme a varios de estos aspectos, permitidme que la primera reflexión la haga sobre los últimos resultados electorales.

Unos resultados obtenidos contra todo pronóstico encuestador y mediático y que por ello es razonable que los hayamos disfrutado más.

El PSE encaró estas elecciones generales con un solo escaño en Euskadi, el de Guipúzcoa, si a lo que se ha publicado mayoritariamente nos atenemos.

El resultado final, dista de las predicciones de quienes tan mal nos quiere, y ha consolidado los tres escaños socialistas vascos, habiendo mejorado en votos con respecto al 20 de diciembre, muy especialmente en Álava, a la vez que bajaba la participación en los tres territorios.

De ahí que lo primero que quiero compartir son agradecimientos y felicitaciones, porque en Álava, con una abstención que ha subido un 3,2%, el PSE ha subido 1.022 votos y PP ha subido 508 votos. El resto de fuerzas ha bajado, en el caso de Podemos han bajado 3.625 votos, PNV 1.682, EHBildu 5.384 y Ciudadanos 2.187.

Podemos decir que pese a la abstención somos el Partido que más ha subido en votos y en Euskadi somos la tercera fuerza y hemos subido en Euskadi un total de 1.640 votos, con una abstención que ha subido un 1% en toda Euskadi.

Agradecimiento, el primero y el más intenso, a los ciudadanos y ciudadanas que desafiaron a todas las encuestas y a quienes quisieron desanimarles, y además de repetir voto mejoraron el resultado anterior.

Agradecimiento y felicitación también a quienes os habéis implicado en la campaña, a quienes habéis recorrido las calles de todos los municipios de Álava movilizando el voto, dando la cara ante la ciudadanía y respondiendo en directo ante sus inquietudes.

Ha sido una campaña en la que hemos pasado muchas horas en la calle, por ello el agradecimiento y felicitación a la estructura del partido y a los candidatos y candidatas.

Sin título

Las elecciones del 26 de junio ambientalmente, peor no se nos podían presentar.

El esfuerzo que habíamos hecho por el cambio y que Podemos se encargó de abortar, no nos dio resultados.

El “sorpasso” que tanta publicidad a su favor logró nos vapuleaba sin piedad.

Todas las encuestas golpeaban los ánimos de nuestros votantes, así nos lo decían en la calle.

Y a pesar de todo eso aquí estamos, con resultados que hemos mejorado. Estamos en la pelea, en las ganas de mejorar más y más. En el Congreso hemos aumentado en 1022 votos, pero todos los candidatos/as del Senado han aumentado en unos 2.000 votos. También hemos hecho una campaña diciendo la necesidad de votar al Senado, porque muchos de nuestros votantes en la campaña anterior nos decían que esta institución no servía para nada, por lo que no iban a votar. Les explicamos que por ejemplo el PP tenía una mayoría en el Senado, gracias a que mucha gente no vota.

Compañeros y compañeras.

Este sábado tenemos un importante Comité Federal, más allá de los ruidos internos por cuestiones internas, el PSOE tiene que decidir su estrategia ante la formación de gobierno en España.

Esta semana hay bastante consenso mediático en considerarla como una semana decisiva. Rajoy también lo piensa así, porque lleva toda la semana en blanco, algo muy recurrente en él cuándo hay problemas serios para conformar gobierno.

Y esta semana es decisiva porque todas las miradas están puestas en el sábado, en Madrid, en la calle Ferraz, en el Comité Federal del Partido.

Es decisiva, o sobre todo quiere que sea decisiva el PP, porque quiere que decidamos facilitarle el Gobierno.

Es decisiva para los demás partidos porque si facilitamos el Gobierno al PP, descargarían toda la responsabilidad de un Gobierno que no gusta a la mayoría de los españoles y a la mayoría de los escaños del Congreso de los Diputados, sobre nuestras espaldas.

La decisión no va a ser fácil, pero sí tiene que ser fiel a nuestros valores, a nuestros objetivos políticos a los que nos hemos comprometido, en definitiva a nuestros votantes.

Recuerdo que el Comité Federal del veintiocho de diciembre del año pasado, resolvió no apoyar al PP ni por activa, ni por pasiva.

pedro-sanchez-centro-inicio-del-comite-federal-del-psoe-este-lunes-1451303542131

Recuerdo que aquella decisión nos llevó a distanciarnos con claridad del PP y a dejar en el pasado aquella cantinela de PP, PSOE son lo mismo.

Los resultados electorales del #26J, con 85 escaños no nos satisfacen, pero son los que tenemos, y algunas virtudes albergan.

Seguimos siendo la primera fuerza de la izquierda. Hemos evitado el “sorpasso” y con él, el crecimiento de Podemos. Dos competidores que teníamos por la izquierda, IU y Podemos, se han reducido a uno y no han sumado sus votos. Han perdido más de 1.200.000 votos.

Si lo hacemos bien hoy tenemos más elementos a favor para proseguir en una recuperación política que antes del 26 y que si se hubiera producido el “sorpasso”.

A 85 parlamentarios de 350, no le corresponde asumir más responsabilidad que la que se puede derivar de este resultado y que la que ayude a mejorarlo en el futuro.

Rajoy en las elecciones anteriores declinó intentar hacer Gobierno. En estas todavía nada ha hecho por tenerlo. Además por no hacer nada ha mejorado sus resultados. La responsabilidad de gestionar esta situación está en su cabeza y no en la nuestra.

Mi apuesta en ese Comité Federal del sábado en el que estaré, es que sigamos en la posición de no facilitar ni por activa ni por pasiva un gobierno del PP.

Que sigamos trabajando porque la identidad política socialista sea clara y esté claramente diferenciada de la derecha.

Que trabajemos sin descanso porque el ruido interno cese y no ayude a empequeñecer nuestras expectativas.

Compañeros y compañeras.

En Euskadi estamos en precampaña electoral.

En agosto posiblemente se convocarán las elecciones para octubre y por eso la Comisión Ejecutiva de Euskadi ya ha puesto en marcha el calendario para la confección de las listas al Parlamento Vasco, un proceso que se inicia la semana que viene con la convocatoria de todas las Asambleas Locales en todos los territorios y finaliza en este mes de julio con la ratificación de las listas en el Comité Nacional.

Unas elecciones que se presentan más abiertas que las anteriores como viene ocurriendo con todas, desde hace año y medio, y en las que de nuevo nos enfrentaremos a publicidad adversa.

pedro-sanchez-centro-inicio-del-comite-federal-del-psoe-este-lunes-1451303542131

Es evidente que vamos a otra composición del Parlamento Vasco, y que además de que haya nuevas fuerzas en él, todas las formaciones hoy representadas vamos a sufrir cambios. Pero esto ya lo decidirán los votantes.

Lo que decidimos nosotros y nosotras es cómo encaramos la campaña y solo existe una fórmula, trabajo y acierto.

Toda la actividad política e institucional del Partido en Álava debe estar orientada a ganar protagonismo, a aumentar complicidades, a producir noticias políticas de valor para la ciudadanía de izquierda y progresista.

Estamos en los gobiernos de Vitoria-Gasteiz y de Álava, pero también competimos con quienes hoy son socios de gobierno. Por lo tanto, hay que esforzarse por ganar en visibilidad y en utilidad, y para lograrlo habrá que confeccionar una agenda que semana a semana nos dé un mayor perfil político.

Compañeros y compañeras.

La economía sigue cargada de incertidumbres. Las hay en todos los continentes, en casi todos los países, y las hay en el Territorio Histórico de Álava.

La financiación pública sigue resentida. Es mala en Euskadi, en Álava y en Vitoria-Gasteiz.

En la prensa se mueven las ideas y los proyectos. Pero en la calle la economía pública está muy parada, unas veces por falta de dinero y otras por falta de acuerdos, como es el caso del Ayuntamiento de Vitoria.

Ni el Tren de Alta Velocidad, ni el tranvía, ni otros transportes, el de pasajeros en Foronda, ni las demandas de más servicios públicos van teniendo respuesta en este momento.

Este año toca revisar la fiscalidad, la que se acordó en 2013, y tendremos que hacerlo muy al detalle porque debiera estar dando mejores resultados y también hay que hacer pactos fiscales en otras instituciones, como el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

De ella depende buena parte de la financiación local. El debate fiscal sigue abierto pero debemos precisar y debemos insistir en qué, porque no lo está tanto en sus figuras y en sus tipos, sino sobre todo en su eficiencia de ese sistema fiscal para que todo el mundo pague, y muy especialmente nos fijemos en la lucha contra el fraude y la elusión fiscal. Este debate, sus medidas y sus resultados, debemos liderarlo en todas las instituciones porque fuimos quienes empezamos el debate de esa fiscalidad más progresiva, que hoy, gracias a esa modificación, aunque no de los resultados esperados, no hemos perdido recursos como por ejemplo está pasando en el Gobierno de España.

Compañeros y compañeras, una última reflexión.

Una política progresista, de izquierdas, socialista, es necesaria en el tiempo que vivimos.

Para convivir colectivamente, ni los conservadores ni los populistas son la opción. Los primeros por clasistas y amantes de la desigualdad. Los segundos porque cada vez que se puede dar un avance se echan atrás.

pedro-sanchez-centro-inicio-del-comite-federal-del-psoe-este-lunes-1451303542131

Hoy no hay cambio no porque no haya habido oportunidad sino porque los populistas no se atrevieron con él.

Hoy no hay cambio no porque la gente tenga miedo al cambio, sino porque los populistas defraudaron al cambio.

Hoy a pesar de las complejas circunstancias en las que hacemos política los socialistas, hay más necesidad de cambio que nunca, pero a él no vamos a llegar los socialistas por lo que en otro tiempo fuimos. Llegaremos por cómo trabajemos hoy y mañana, por cómo nos comportemos, por ser solución en vez de problema, por mostrarnos cercanos y unidos a la ciudadanía, por sentir, ser y actuar como socialistas.