Me presento a la reelección y lo hago con tres motivaciones:

1. La primera nace en el seno del Partido. En este tiempo previo a la presentación de mi candidatura, he recibido de numerosos compañeros y compañeras el ánimo y el apoyo para que volviera a dar este paso. Igualmente la mayoría del equipo que me ha acompañado hasta aquí me lo ha pedido. Con estos estímulos mi decisión ha sido más fácil, ya que nunca he pensado ni he ejercido esta responsabilidad por representarme a mí y por satisfacerme a mí, y sí hacerlo por el interés colectivo.

IMG_0162

2. La segunda motivación es por el nuevo tiempo de cambio político que los socialistas estamos protagonizando en la actualidad. Tras unos años erráticos, de crisis interna, de algunas decisiones políticas muy contestadas por nuestro electorado, de cierta indefinición y confusión ideológica y programática, además de orgánica, el PSOE, los socialistas, las socialistas de toda España, hemos redefinido nuestro proyecto, lo hemos anclado en la izquierda, hemos blindado su autonomía respecto de otros poderes, hemos precisado y apuntalado nuestros objetivos políticos en el horizonte de la igualdad, y además lo hemos hecho con una participación masiva sin precedentes, y eligiendo un liderazgo y unos equipos con un apoyo y entusiasmo incontestable.

0_q0wklah1

3. La tercera motivación está sustentada en una tarea inacabada de servicio a nuestro electorado, mediante una labor institucional en Ayuntamientos, Juntas Generales y Diputación Foral de Álava. Una tarea en nuestro Territorio Histórico que está produciendo estabilidad institucional, normalidad política, convivencia ciudadana y resultados concretos en el día a día.

equipo-manos

Quiero añadir además que personalmente me siento con ganas. Pero sobre todo me siento agradecida y en deuda. Agradecida, por la confianza que siempre he recibido de mis compañeros y compañeras. En deuda, porque lo que hago y represento no me pertenece. Porque mi saber y hacer es sobre todo patrimonio del Partido, y en la medida que me corresponde quiero depositarlo en él.

Encaro estas primarias no como un acto político hacia lo interno del Partido, sino como un acto para contagiar ilusión a quienes nos miran y nos esperan.

Sin el socialismo, sin el PSOE es imposible explicar y entender la sociedad en la que vivimos hoy. Lo mejor de lo que somos y de lo que tenemos, lleva el sello de un socialismo muy apoyado y muy seguido en la sociedad en muchas ocasiones.

La recuperación de las libertades, la derrota de ETA, la universalización de la sanidad y la educación, el acceso gratuito a la justicia, los derechos individuales, son algunos de los ejemplos de nuestro compromiso y resultados. Pero hoy también son espacios políticos debilitados, tocados por los recortes, por una política conservadora contraria a lo social y a lo colectivo, a la que hay que darle la vuelta.

En Álava no hay empleo suficiente y adecuado para los jóvenes que terminan sus estudios. Tampoco para quienes pierden su empleo. Todavía más difícil lo tienen quienes alcanzan una edad, son mujeres o tienen una discapacidad. Quienes sí lo encuentran, en demasiados casos, lo hacen con salarios a la baja y contratos inciertos.

El problema no es que hoy tengamos menos que ayer, es que hoy la riqueza se distribuye peor que ayer, esto es lo que tenemos que cambiar y para hacerlo necesitamos fortalecer el proyecto, fortalecer el partido en la sociedad.

Las primarias debieran ser, y en ello trabajo, una oportunidad para mantener, recuperar, ensanchar los apoyos, la identificación con las políticas, con sus objetivos. Una oportunidad para prestigiar la marca, para marcar liderazgo.

Yo no defiendo un proyecto personal, el proyecto mío es el de todos, es el colectivo, el que vamos perfilando y ajustando en nuestras conferencias, en nuestros congresos, y en el día a día del trabajo institucional y de la estructura del Partido.

Por eso en este proyecto sí quiero liderar todos los pensamientos y aportaciones, todas las voluntades positivas tienen acomodo.

Somos un partido diverso, plural en experiencias, orígenes, inquietudes. Esto nos enriquece y a la vez nos exige tolerancia mediante la aplicación del compañerismo.

Tolerancia que siempre debemos preservar desde el noble ejercicio de respetar las reglas que nos hemos dotado.

La unidad de nuestra organización, ese requisito tan importante para ser fuertes y respetados en la sociedad, se basa en una regla muy sencilla, participar y debatir con libertad y respetar las decisiones con deportividad.

A mí me gusta la unidad, la unidad que se gestiona por la cesión individual de una porción de libertad a una libertad colectiva, porque en un colectivo, como es nuestro Partido, la libertad de uno termina donde comienza la de los demás.

Unidad acompañada de lealtad, lealtad de proponer dentro y respetar el resultado fuera.

Pero sobre todo centrémonos en la sociedad, porque nada de lo que hacemos en nuestros procesos internos tendrían sentido sin ella.

El Partido Socialista es un instrumento político al servicio de una sociedad libre y en permanente búsqueda de la igualdad.

Somos una herramienta de acción para transformar una sociedad con grandes dosis de injusticia, en una sociedad más compartida.

nube-Calidad

Queriendo que esto sea así, toca hablar de las personas. De esas a las que continuamente les pedimos que nos acompañen y que nos apoyen. De esos ciudadanos y ciudadanas a quienes representamos y queremos seguir representando.

Toca hablar de las personas para decir alto y claro que hoy el Partido Socialista en Álava es un factor de estabilidad y utilidad política, mejorable en la medida en que hagamos mayor nuestro espacio de influencia y representación.

Y para avanzar en ese camino estamos desplegando políticas, medidas y presupuestos, sobre las necesidades que demanda la ciudadanía alavesa.

Álava tiene problemas con el empleo, y ahí trabajamos sin descanso y con resultados. Las cifras son positivas, hemos reducido en 4.700 personas el número de desempleados alaveses, (ahora 13,8%) y eso ha sido posible por la utilidad de nuestro partido, por haber alcanzado pactos y acuerdos, en los que las políticas socialistas han sido protagonistas y tenemos como meta que en los próximos tres años se sitúe por debajo del 10%.

Y a lograr ese descenso ha contribuido que se hayan multiplicado por cuatro los recursos económicos destinados a empleo en la Diputación Foral de Álava en dos años, y gracias a ello, hemos puesto en marcha una nueva forma de trabajar, financiando la formación vinculada a las necesidades empresariales, subvencionando contrataciones indefinidas a jóvenes y mayores de 55 años; trayendo a nuestro Territorio las Lanzaderas de Empleo, que han conseguido una inserción del 60% de sus participantes; planes de empleo para los municipios con un paro superior a la media en Álava; y nos queda seguir trabajando junto con otros departamentos e instituciones para conseguir no sólo la creación de empleo, sino mejorar la calidad del empleo con contratos indefinidos y mejores salarios en todos los sectores. Y desde la Administración también colaboramos a esa mejora en el empleo, reduciendo la interinidad, convocando ofertas públicas de empleo.

Porque Álava necesita impulsar su economía, mejorar y lo estamos haciendo, más inversión pública, apoyando a nuestro comercio, mejorando las comunicaciones para que nuestros potenciales visitantes puedan conocernos impulsando el aeropuerto de Foronda, renovando las carreteras, la señalización, adaptando el transporte público a las necesidades ciudadanas.

Álava necesita que le quieran más turistas, y lo estamos consiguiendo, los datos así lo avalan, hemos subido en número de visitantes y hemos aumentado la estancia media gracias a una política que aprovecha las dos puertas de entrada fundamentales: Vitoria-Gasteiz y Laguardia, con planes atractivos en el resto del Territorio. Haciendo un esfuerzo para que empresas de receptivo y agencias de viaje nos conozcan y estemos presentes en sus propuestas, elaborando una agenda de eventos para que esos eventos sirvan de imán para pasar un fin de semana con nosotros.

Álava necesita potenciar Rioja Alavesa, empeñados estamos en ello con formación en la comarca, para que se ofrezcan experiencias, para que se puedan ofrecer actividades para todos los gustos y todos los niveles de conocimiento del mundo del vino y la gastronomía.

Álava necesita más inversiones públicas en sanidad, educación, infraestructuras, las reclamamos al Gobierno Vasco y al de España, las hacemos en el marco de nuestras competencias, lo que va a suponer el tren de alta velocidad, nuestra apuesta por convertir Jundiz en el centro logístico de la zona norte de España, el desarrollo del Aeropuerto de Foronda también en vuelos de pasajeros, manteniendo y mejorando su posición en carga, mejorando las comunicaciones con la modernización de nuestra red de carreteras y el transporte público.

Álava necesita mejorar sus políticas sociales, adaptarse al nuevo mapa competencial, mejorar las prestaciones de la ley de dependencia para por una parte mejorar la calidad de vida de las personas dependientes, pero también generar empleo.

Álava necesita extender a todo el Territorio su condición “Green”, y por ello es necesario trabajar con las políticas diseñadas a nivel mundial para hacer frente al cambio climático, apostando por la transición energética y por la eficiencia energética. Otros campos para mejorar el empleo.

Álava necesita más recursos para hacer más políticas públicas, y en ello trabajamos, revisando lo que hacemos con una fiscalidad más justa, luchando más y mejor contra el fraude, evitando la elusión fiscal, medidas que permiten poner en marcha políticas públicas que van dirigidas a la consecución de una sociedad más igualitaria y solidaria.

Álava necesita atender las necesidades de los pueblos, y en ellos hemos reforzado políticas, estamos revisando los criterios de financiación, estamos trabajando coordinadamente con los ayuntamientos, Cuadrillas y Juntas Administrativas.

Y además se necesita que el desarrollo de un proyecto de vida sea posible en la zona rural y para ello se necesita un apoyo a la agricultura, a un aumento de las ayudas de los seguros agrarios, a ayudar al relevo generacional de los agricultores y ganaderos. La apuesta por el turismo sostenible y por el apoyo al comercio rural que puede convertirse en un comercio de dimensión similar al urbano introduciendo las nuevas tecnologías.

Vitoria-Gasteiz necesita ser más Capital. Para lograrlo trabajamos en el refuerzo de su agenda, de sus atractivos, queremos que además de ser “Green Capital”, se convierta en la capital del vino junto con los viñedos y bodegas de Rioja alavesa, un elemento por el que somos conocidos en el mundo. Queremos que Vitoria-Gasteiz sea una capital moderna y cohesionada, para conseguirlo continuar con el plan de movilidad, con el nuevo diseño de ciudad que se va a presentar con el soterramiento, buscando nexos de unión entre diferentes zonas de la ciudad, la elaboración de un plan de la cultura como elemento coadyuvador de una ciudad dinámica.

Los socialistas hemos pasado por malos momentos y hemos aprendido de ellos. Nos hemos torcido y nos hemos enderezado, porque nuestras raíces al igual que nuestros valores son profundos y firmes.

arbol-raices-profundas

Como habéis apreciado he mezclado mi decisión de concurrir a estas primarias, con las expectativas de crecimiento político que los socialistas nos hemos propuesto con este proceso de recuperación y clarificación política y con la utilidad real de nuestro proyecto político al servicio de la ciudadanía progresista.

Con este balance, con estas ideas, con esta ilusión y con esta actitud, solicito el apoyo de todos los compañeros y compañeras del Partido Socialista de Álava a mi candidatura.

Muchas Gracias.