Presentar una candidatura siempre es un honor y una responsabilidad.

Un honor por la carga emocional que conlleva recibir la confianza de este centenario partido.

Una responsabilidad por lo que supone de renovación de compromiso con la ciudadanía para defender sus intereses desde los valores y principios del socialismo.

Los socialistas sabemos que la mayoría de la ciudadanía cada día es más exigente con el progreso colectivo, con la igualdad, con la mejora continua de su calidad de vida.

Los socialistas compartimos y practicamos ese perfil de política, llevamos cuatro años haciéndolo en el Gobierno de la Diputación Foral de Álava, compartiendo gobierno de coalición y ahora queremos dar un paso más, queremos liderarlo.

La ciudadanía alavesa tiene la oportunidad de materializarlo, y los socialistas así se lo vamos a pedir.

Vivimos un tiempo de enorme relevancia para nuestro futuro y para las generaciones venideras. Un tiempo en el que se hace fuerte el concepto político de piensa en global y actúa en lo local.

Un tiempo político en el que todos los grandes problemas nos convocan a implicarnos en todos los niveles de la política, en todos los espacios geográficos y en todas las materias que afectan a nuestras vidas.

Repartir más proporcionalmente la riqueza que creamos, limitar el calentamiento, hacer sostenibles las políticas públicas, extender la convivencia desde el respeto a la diversidad, generar diálogo y acuerdo en las instituciones para que sean útiles a la ciudadanía, crear nuevas oportunidades al empleo, dar prioridad al transporte público, son algunas de las tareas globales a las que estamos emplazados con más intensidad y con plazos cada vez más cortos, desde la política progresista, desde la política de la izquierda.

Y para todas estas tareas y retos, todas las opciones políticas ni pensamos igual, ni actuamos igual, ni vemos el futuro de la misma manera.

La derecha, la derecha extrema y la extrema derecha, participan de forma diferente ante los problemas.

Consideran que es más importante lo individual que lo colectivo. Que los ricos lo son por su talento, y los menos favorecidos lo son por su propia incapacidad. Que el diferente según su procedencia debe tener menos derechos. Que lo del cambio climático es una exageración. Que las mujeres tenemos la función social prioritaria de procrear y que eso nos limita para todo lo demás. Que las políticas sociales son caras y excesivas.

En el nacionalismo las diferentes ideologías comparten que hay ciudadanía de primera y de segunda. Que para acceder a la primera categoría hay que compartir y practicar sus ensoñaciones.

Que la identidad que elijas determinará tus derechos y que serán mayores cuanto más nacionalista te declares. Que sus reglas tienen más rango que las de los demás y que decidir, cuando, cómo y sobre qué es su facultad, como si el resto del mundo no existiera. Que en esta tierra sólo cabe su cultura y que las demás contaminan.

La política pública, las instituciones, necesitan culturas más abiertas, un concepto de la libertad más amplio, más inclusivo. Necesitan comportamientos más plurales y solidarios. Necesitan menos fronteras, menos sectarismo. Necesitan mejor porvenir colectivo y reducir diferencias.

Los socialistas somos hoy la izquierda que lidera buena parte de las políticas públicas, y por donde pasamos se nos ve, se nos ve la obra, el servicio que hacemos.

Queremos que se vea más y para eso necesitamos más apoyo ciudadano. Apoyo que desde hoy empezamos a pedir, tras cuatro años de intenso trabajo. Tras cuatro años que nos facultan para presentarnos ante los electores con obra, con realidades, con una hoja de servicios bien cubierta, donde destaca:

  • Recomponer la asistencia a los mayores y a las personas dependientes, que el anterior gobierno foral del PP había recortado.

  • La formación y el acompañamiento con las lanzaderas de empleo para ayudar a desempleados a encontrar trabajo.

  • La solución a conflictos viales enquistados en el Ayala o en Legutiano, haciendo las obras necesarias para aumentar la seguridad de los usuarios.

  • La puesta en marcha de un Plan de Movilidad en el Territorio de Álava que ha aumentado exponencialmente los usuarios.

  • La promoción del Turismo con un éxito en el aumento del tiempo de estancia de quienes nos visitan.

  • La ayuda a la promoción y adaptación del comercio local a los nuevos hábitos de consumo.

  • La promoción de Álava en la esfera nacional e internacional con eventos que hacen que este sea un año épico.

Con independencia de quién inaugure o clausure las obras y los eventos, en la cocina de casi todos ellos está el esfuerzo socialista, muchas veces obstaculizado por la estrechez y ego político de rivales y competidores.

La política necesita realismo, pragmatismo, proyectos ejecutables que cuenten con financiación. A esto nos dedicamos y por eso nuestra política no es de salón, ni de panfleto, no es pura retórica, ni propuestas imposibles.

Los socialistas no necesitamos abultar el programa, ni acudir a conceptos generalistas. No estamos en las frases huecas, ni propugnamos la arcadia feliz.

El cielo está muy alto para perder el tiempo pensando en cómo asaltarlo. Nos quedamos en la tierra poniendo oído a las demandas ciudadanas, evaluando lo que se necesita, apostando por cuanto se debe y se puede hacer.

Encaramos esta renovación electoral, este futuro político inmediato con la experiencia acumulada, con el conocimiento de los problemas y necesidades, con la fuerza que nos da la empatía hacia las personas que nos necesitan.

Hoy no es el día para desgranar los compromisos programáticos, pero si daré alguna pincelada.

Como la que nos lleva a los servicios sociales, a la necesidad de agilizar la tramitación de la valoración de la dependencia y la elección de la prestación o recurso. O a la creación de nuevas camas residenciales.

  • Queremos reforzar la atención a los menores en la educación ante necesidades especiales. O en la atención de los que son atendidos en centros forales.

  • Queremos coordinar y respaldar con más medios la atención a las mujeres víctimas de violencia de género.

  • Queremos impulsar la riqueza a través del cuidado del medio ambiente, del turismo, del comercio, de la hostelería, de la cultura, del deporte, de la agricultura, de la artesanía.

  • Queremos ayudar a la industria, a la exportación.

  • Queremos crear más empleo público y ayudar a que se cree más empleo privado.

  • Queremos ayudar a ganar la batalla al descontrol del clima apostando decididamente por las energías renovables.

  • Queremos cuidar el medio ambiente porque la tierra es finita, el agua también, mientras que los residuos parecen infinitos.

  • Queremos que los alaveses se diviertan y que los turistas sean más y compartan nuestra diversión y para eso nos comprometemos con una programación espectacular y en crecimiento.

  • Queremos más comercio y más diversidad.

  • Queremos reforzar el impulso de la agricultura y el medio rural, ayudando a los sistemas de riego inteligente y a una mayor expansión del sector bodeguero.

  • Queremos un compromiso presupuestario con la cultura, con las fábricas de creación, con la formación y generación de públicos.

  • Queremos más deportes y más deportistas.

  • Queremos más transporte público y mejores y más seguras carreteras.

  • Queremos medidas fiscales para el impulso de la vivienda en alquiler.

Y para poder hacer esto y mucho más se hace necesario disponer de un gran equipo, de este gran equipo que compone la candidatura a Juntas Generales por Vitoria, un equipo con:

  1. Jon Nogales, diplomado en ciencias empresariales. Asesor fiscal.
  2. Eva Jiménez, Abogada, actual Portavoz del Grupo Juntero.
  3. Andoni Calurano, licenciado en derecho, Director de la Escuela de Formación Tomas Valiente.
  4. Julia Liberal, Secretaria de la Mesa de Juntas Generales, Presidenta de la Federación Alavesa de Ciclismo.
  5. David Romero, licenciado en Historia, colaborador de Eusko Ikaskuntza, profesor e investigador.
  6. Aroa Jilete, graduada en Ciencias Políticas y Gestión Pública, asesora en la Subdelegación de Álava
  7. Alain Coloma, licenciado en publicidad y relaciones públicas.
  8. Aroa Pérez, abogada laboralista.
  9. Dani Senderos, técnico en depuración de aguas, asesor del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco.
  10. Arantza Ruiz, sindicalista, secretaria territorial de UGT Álava
  11. Esteban Martiarena, estudios en Comercio Internacional, entrenador de ciclismo.
  12. Mari Carmen Gómez, licenciada en periodismo, colaboradora en diversos medios de comunicación.
  13. Txema Sánchez, trabaja en la economía social, activista medioambiental.
  14. Maialen Esnal, sindicalista, ha sido secretaria de Juventudes.
  15. Alberto García, especialista en medicina interna.
  16. Saioa Beistegui, graduada en administración y dirección de empresas.
  17. Nilson Carrasco, técnico en administración hostelera y turismo.
  18. María Nanclares, estudiante, jugadora de baloncesto.
  19. Ernesto Unzalu, empresario de gestión de proyectos socioculturales y educativos.
  20. Leire Vivas, técnico superior en administración y finanzas.
  21. Celedonio Gómez, trabajador de AENA y sindicalista.
  22. Begoña Colmenero, trabajadora en el Gobierno Vasco.
  23. Mikelats Ochoa de Chinchetru, especialista en análisis contable.
  24. Nagore Gutiérrez, escritora del libro “Corazón sin límites“, activista en la integración de personas con discapacidad.
  25. Abilio Malvido, jubilado pero no de la política que es su pasión.
  26. Teresa García, coordinadora hospitalaria de la unidad de lesionados de tráfico.
  27. Andrés Sánchez, deportista y presidente de la Federación Alavesa de atletismo.
  28. Mayra Nieto, técnica informática.
  29. Diego Pedreira, auxiliar de enfermería, voluntario de Cruz Roja.
  30. María Anunciación Ramajo, amante de la literatura.
  31. José Antonio Jilete, Presidente del Centro Extremeño.
  32. Marisa Dorronsoro, activista por los derechos de la mujer.
  33. Diego Solano, miembro de la Asociación de Retinosis de Álava, participa en Montes Solidarios y siempre quiere ayudar a las personas que por muchos motivos lo pasan mal, su actitud positiva es contagiosa.
  34. Gloria Sánchez, licenciada en derecho y empresariales.
  35. Emilio Alonso, sindicalista, activista de la asociación por una vida digna.
  36. Begoña López Erasti, economista y fue miembro del Tribunal Vasco de Cuentas.
  37. Luis Alberto Aguiriano, socialista de ayer, hoy y mañana.
  38. María Jesús San José, Consejera de Trabajo y Justicia del Gobierno Vasco.

Este es el equipo, esta es nuestra tarjeta de presentación, de los ciudadanos y ciudadanas será la decisión, los socialistas estamos preparados para recibirles, atenderles y realizar juntos este viaje a una sociedad que mejore la convivencia, la igualdad, la libertad y la solidaridad.