Las urnas han hablado y el Partido Socialista de Álava ha salido muy reforzado, creciendo en un 50% en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, creciendo en el 100% en las Juntas Generales de Álava, liderando de nuevo el Ayuntamiento de Iruña de Oca, mejorando el número total de concejales en Álava, reapareciendo en Laguardia, Zigoitia, Leza, Legutiano.

Este resultado es reflejo de un trabajo de cuatro años apoyado en:

  • La voluntad y capacidad para garantizar la estabilidad institucional.
  • En la voluntad y capacidad para llegar a acuerdos de gobierno y de gobernabilidad entre diferentes.
  • En el buen hacer desde Gobiernos en minoría acordando presupuestos y políticas sectoriales entre diferentes.

Este resultado es también reflejo de la garantía que hemos ejercido en los gobiernos y en la acción institucional para respetar el pluralismo de la ciudadanía y fortalecer la convivencia.

Es reflejo de la gestión cercana y eficaz desde las áreas de gobierno que hemos liderado los socialistas.

El crecimiento que hemos obtenido ha sido singular, ninguna otra fuerza política ha llegado a nuestro porcentaje de crecimiento y déjenme que diga que hoy todavía sigo extrañada de las encuestas que no lo detectaron y que sí anunciaron otras cosas que no han sucedido.

Gracias infinitas a quienes nos han prestado su confianza, para ellos y ellas trabajaremos sin descanso, con la seguridad de que lo que sea bueno para ellos lo será para la mayoría social.

Gracias a todo el Partido que ha trabajado confiando en los electores y superando circunstancias adversas impostadas, que se instalaron en la opinión publicada y que pudieron generar equivoco en la opinión pública.

Vitoria-Gasteiz, su Ayuntamiento no ha sido una disputa entre PNV y BILDU, ha sido una disputa entre PNV y PSE, entre Gorka Urtaran y Maider Echevarría.

Comienza una nueva legislatura y ahora el interés se centra en las investiduras, los gobiernos, las políticas a desarrollar.

  • No hay mayorías absolutas.
  • No hay posibilidad de que las políticas a realizar sean de un solo partido.
  • Los acuerdos vuelven a ser necesarios, más bien matizaría que son obligados.

Los socialistas estamos en esa disposición.

Somos un partido con larga cultura de diálogo y acuerdo, y en ella seguimos.

A la capital y al Territorio Histórico hay que darles lo que han votado.

  • Transversalidad.
  • Mestizaje.
  • Pluralismo.
  • Convivencia.
  • Su lugar en Euskadi, España y Europa.
  • Políticas económicas, de servicios públicos, políticas 
    
    sociales, de progreso, solidarias.
  • Recursos suficientes para hacer estas políticas.
  • Presupuestos cada año.

La fórmula de gobierno de la pasada legislatura ha sido bien valorada en las urnas, la ciudadanía mayoritariamente la sigue valorando como la mejor.

Estas consideraciones nos parecen un buen punto de partida, al igual que también mostramos la disposición a dialogar con todas las fuerzas políticas y a defender y comprometer en futuros gobiernos compromisos relevantes de nuestro programa electoral.

Los socialistas defendemos que Vitoria-Gasteiz y Álava formen parte de una política de alianzas acordé con la realidad de las  experiencias pasadas y los resultados obtenidos y también en sintonía con la gobernabilidad de ayuntamientos y territorios del País Vasco.

Somos un partido clave para la estabilidad, para que las instituciones funcionen sin sobresaltos, para que las ambiciones y objetivos más ideologizados de cada partido que sin embargo no tienen consenso entre la ciudadanía, no entorpezcan la convivencia abierta y amable entre diferentes, y no orillen los objetivos económicos y sociales de la mayoría.

Gobernar entre diferentes conlleva mucha responsabilidad, porque exige distinguir entre lo principal y lo accesorio, exige moderar para sumar en lo que une y congelar lo que divide.

La ciudadanía de Vitoria-Gasteiz y Álava espera de la política soluciones, proyectos viables, menos palabras y más hechos, más inversiones, más transporte público, más atención a jóvenes, mujeres y mayores, más celeridad en las decisiones y resoluciones, más oportunidades de empleo, vivir de forma similar en barrios y pueblos.

En esa idea de política valiente y constructiva estamos los socialistas y desde esos criterios buscaremos los acuerdos.