Buenos días.

Hemos convocado este acto para hacer la presentación política de los candidatos y candidatas socialistas al Congreso de los Diputados y al Senado. Comparto este acto con las diversas personas que componen las listas del PSE-EE de Álava de cara a las próximas elecciones a Cortes Generales.

CANDIDATOS/AS

Candidatos y candidatas con experiencia institucional en la política y en la Administración, con experiencia profesional, social, de gestión en la empresa pública y privada.

Candidatos y candidatas implicados en el tejido asociativo y, muy especialmente, en la igualdad de hombres y mujeres.

Candidatos y candidatas comprometidos con las causas públicas y sociales.

Candidatos y candidatas como Javier Lasarte y Julia Liberal.

FotorCreated3

Esta presentación no es un acto de rutina electoral, sino un acto previo al cambio necesario que en el Gobierno de España se tiene que producir y para el que sólo existe una alternativa, la de Pedro Sánchez.

La convocatoria de estas elecciones para el 20 de diciembre supone para la ciudadanía un alivio y una oportunidad.

El alivio de acabar con los recortes y la oportunidad de recuperar para la ciudadanía demasiados derechos y conquistas, individuales y colectivas, que se han ido perdiendo de la mano de esa mayoría absoluta de la que ha abusado el Partido Popular.

La política española necesita oxigenación y esto solo puede venir por la izquierda.

El problema de la política española no es estético, es ético.

El reto y la esperanza no están en que a una derecha le suceda otra.

Está en que se recuperen valores, pasa por primar el interés público, se atiendan las necesidades de la mayoría, se ayude más a quien más lo necesita.

El reto y la esperanza sólo pueden estar en situar al frente de la política pública y social a quienes, además de saber hacerla, queremos hacerla, porque es nuestra razón de ser, nuestra práctica, nuestra experiencia.

El Territorio Histórico de Álava ha sido maltratado con dureza en esta pesadilla de Legislatura que concluye.

El PP no se ha conformado con cargarse la negociación colectiva, con hacer perder poder adquisitivo a las pensiones, con imponer el copago farmacéutico o con adoctrinar la educación.

Sin título

El PP no se ha conformado con impedir la promoción de empleo público, con reducir la capacidad de gasto y servicios de los Ayuntamientos en beneficio de la ciudadanía.

El PP, el Gobierno Rajoy, ha hecho más, se ha ensañado con Álava.

El PP, el Gobierno Rajoy, le ha quitado capacidad logística y económica al aeropuerto de Foronda, ha puesto en vía muerta el tren de alta velocidad y ha amenazado con la reapertura de Garoña.

El PP no sólo ha dañado al Territorio Histórico con medidas económicas y sociales contrarias al interés mayoritario de su ciudadanía, también ha metido la cuchara en otro tipo de políticas con el único ánimo de mostrar su desafío hacia la mayoría de alaveses y alavesas, como ha sucedido con la política energética.

Cuantos más alaveses del PP han estado en el Gobierno Rajoy, y en la sala de mando del PP de España, del País Vasco o de las instituciones alavesas, peor le ha ido a Álava; y si no que se lo pregunten a Alfonso Alonso, Javier Maroto o Iñaki Oyarzabal. O que se lo pregunten a Ramón Rabanera, Encina Regalado o Jorge Ibarrondo, que han pasado la Legislatura totalmente en blanco.

El futuro Gobierno de España necesita un nuevo rumbo que no está ni en manos de los recortadores, ni en sus sucedáneos.

images

La derecha no es mejor o peor por su edad o por su imagen.

Es mejor o peor por sus objetivos, por su ideología y por su programa. Por su apoyo a quien le va muy bien y por el abandono y persecución de a quienes les va mal.

La política que necesita España no está ni en el campo de la improvisación ni en el experimental.

La política no se mide en términos de viejos o nuevos, de jóvenes o de adultos.

La política se mide por los derechos, por las oportunidades y por quien recorre los caminos que llevan hacia la igualdad.

Y por eso con las derechas no se encuentran los derechos, no se prodigan las oportunidades y no se transita hacia la igualdad.

El Territorio Histórico de Álava, la ciudadanía alavesa, tiene en sus manos contribuir al cambio, no sería la primera vez que lo hace, ni sería la primera vez que el cambio lo ha confiado al Partido Socialista.

Queremos que lo haga una vez más.

Le pedimos que lo haga una vez más.

La ciudadanía alavesa debe saber que los socialistas tenemos una enorme confianza en su capacidad para apreciar quién contribuye a sumar fuerzas para el cambio.

Sin título1

Por ello mismo, empieza la cuenta atrás del cambio, que bien se podría saludar con un: Kaixo Pedro, Agur Rajoy.