Parece que el buen tiempo nos va a acompañar durante la campaña y hoy me he reunido con las compañeras y compañeros de nuestra Agrupación Socialista de Amurrio. Una Agrupación que, a pesar de las dificultades de estar enclavada en un ámbito nacionalista, ha mantenido la voz y las propuestas del socialismo alavés: libertad y convivencia en paz; solidaridad y derechos sociales; instituciones y servicios públicos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ciertamente existe una deuda de la organización con todos y cada uno de los compañeros y compañeras que han trabajado y trabajan en los ayuntamientos de Álava: con la amenaza de ETA y compatibilizando sus actividades diarias con la representación institucional han estado siempre en primera línea. Y este historial de servicios a la libertad y al socialismo debe ser siempre reconocido. Con orgullo y afecto.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por eso, hemos hablado de la ética que debe guiar la actividad política: un no rotundo a la corrupción, un no rotundo a que nadie se aproveche del dinero público o lo malgaste, un no rotundo a que la política se desprestigié y quede en manos del populismo, de la manipulación mediática y del poder económico. Y desde nuestro partido socialista tenemos que dar ejemplo y ser muy rigurosos.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un partido veterano que ha demostrado ser capaz de superar la dictadura franquista, de hacer frente y ganar la batalla contra la dictadura de ETA tiene arrestos, buena historia, para cimentar su actividad política de dar respuesta a los problemas de la sociedad desde el trabajo cotidiano, desde la honestidad, sin falsas promesas y dando cuenta de lo realizado.

Pese a quien pese, el Partido Socialista de Álava está vivo porque sus militantes no hemos renunciado ni a la política ni al socialismo.