Quiero hacer una valoración política del trabajo realizado en las instituciones alavesas por los cargos públicos socialistas en 2016, así como de los retos a los tenemos que enfrentarnos este año 2017.

Estamos convencidos de nuestra obligación como partido político, como representantes de los ciudadanos en las instituciones, de dar cuenta de nuestras políticas, decisiones, propuestas y logros.

Hoy, tras un año y medio de legislatura, podemos afirmar con rotundidad que el socialismo alavés es más necesario que nunca.

IMG_8718

Este año hemos comprobado como una mayor fragmentación electoral ha provocado que la conformación de gobiernos sea más complicada que nunca, que la búsqueda de acuerdos entre diferentes sea deseado por la mayor parte de la población que pide estabilidad y una acción política clara para hacer frente a sus principales preocupaciones: el desempleo y el deterioro que se ha vivido en la legislatura anterior de los servicios públicos.

Y eso es a lo que el partido socialista pretende hacer frente.

Los socialistas perseguimos un objetivo, conseguir una sociedad más justa y solidaria, y por eso hemos trabajado en pactar políticas, en pactar presupuestos que prioricen la creación de empleo digno, que prioricen las inversiones públicas como forma de colaborar a esa generación de empleo, que prioricen la mejora de los servicios sociales, el diseño de una fiscalidad más justa y suficiente para mantener los servicios públicos que contribuyen a mejorar la igualdad de todas las personas.

Y estos objetivos, también tienen influencia en la decisión de los socialistas tomada esta primavera, de entrar a formar parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz que apostaba por la convivencia como siempre se ha hecho en esta ciudad. Quiero aprovechar la oportunidad para condenar el acto vandálico ocurrido anoche en Zabalgana en la campaña sobre la transexualidad.

Como decía, fue una decisión muy meditada, muy negociada y disputada, ya que por encima de reflexiones políticas genéricas, de opiniones sobre pros y contras, de prevenciones, o de riesgos, lo que más hemos valorado ha sido que podíamos aportar con nuestra entrada en el Gobierno.

Queríamos que nuestros objetivos políticos se vieran en la acción de gobierno, por eso sólo cuando así lo acordamos en las negociaciones con el PNV, es cuando decidimos entrar al Gobierno.

Los socialistas decidimos implicarnos, no sólo en el ayuntamiento de Vitoria, también en el Gobierno Vasco, como antes lo hicimos en la Diputación y lo hacemos porque instalarse en la crítica y ser irrelevantes en la acción no es lo nuestro.

Nos implicamos porque tenemos proyecto de atención a la ciudadanía al que el PNV no llegaba por sí mismo.

Nos implicamos porque queremos participar en un momento de transformación, en un momento de muchas incertidumbres económicas, sociales y políticas, en el que como siempre, el socialismo ha sido actor importante.

Porque el socialismo, sus valores y sus ideas son necesarios para atender las demandas ciudadanas.

Y en enero de 2017, ya no son sólo palabras y deseos lo que ofrecemos, tenemos gestión al frente del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, y de la Diputación Foral.

logo-ayunta1

En el Ayuntamiento gestionamos las áreas de Asuntos Sociales, de cultura, educación y deporte, de protección ciudadana, y de participación y Centros Cívicos. En la Diputación los departamentos de fomento del empleo comercio turismo y administración foral y de infraestructuras viarias y movilidad.

Esas son nuestras áreas de gobierno, pero tenemos claro que para los socialistas los servicios sociales son una prioridad y Álava y Vitoria-Gasteiz han sido referentes en políticas sociales, políticas en las que hay que seguir avanzando para adaptarlas a las demandas actuales, ante nuevos cambios que hagan frente a problemas que sabemos que van a llegar a corto plazo por el aumento de la esperanza de vida, en la que cada vez hay más personas mayores dependientes o no, pero que hay que atender.

La puesta en marcha de la nueva cartera de servicios sociales que reconoce el derecho universal y subjetivo a las prestaciones y servicios del sistema vasco de servicios sociales, es el reto de esta legislatura. Ya está en vigor y en Álava estamos reorganizando la prestación de los servicios sociales que es donde nos estamos volcando.

Desde el Ayuntamiento estamos trabajando intensamente en la atención a las personas mayores. Hemos puesto en marcha una campaña de detección de personas mayores que viven en soledad. Queremos que cuenten con los apoyos necesarios para que puedan seguir viviendo en sus casas y entorno social.

En dos meses (enero-febrero) abriremos 120 nuevas plazas de comedor para personas mayores (40 ya abiertas en el nuevo comedor de Lakua-Arriaga, 20 ya ampliadas en Coronación, 20 ya ampliadas en San Prudencio y 40 que se abrirán con el nuevo comedor de Olárizu-Adurza en febrero), además de ampliar en 80 el número de comidas del servicio a domicilio.

También estamos empeñados en atender a los más necesitados.

Hemos diseñado un nuevo programa de prestaciones sociales municipales para que ninguna persona necesitada se quede sin el apoyo necesario.

En 2017 pondremos en marcha un plan de intervención precoz en situaciones de violencia filio-parental, que lamentablemente se producen, y seguiremos potenciando la participación infantil con el objetivo de que en 2018 Vitoria sea declarada Ciudad Amiga de la Infancia.

Junto con los servicios sociales, la reactivación económica y la creación de empleo de calidad es otro de los retos de las instituciones alavesas.

LogoDFA

En la Diputación Foral de Álava hemos doblado en apenas un año y medio el presupuesto dedicado a políticas de fomento del empleo, pasando de 600.000 a 1,2 millones.

Este año hemos tenido datos positivos, 2.500 desempleados menos. No hay que lanzar las campanas al vuelo, es un buen dato, pero hay que mantenerlo y mejorarlo, iniciativas como las lanzaderas de empleo, el cambio en la política de formación vinculándola a la necesidad de las empresas y ampliándola al Territorio, como forma de lograr una mayor cohesión territorial contribuyen a mejorar la preparación para conseguir los trabajos que demandan las empresas. Este año cerramos el ciclo, al sumar a las políticas de formación, ayudas a la contratación.

El sector turístico, muy relacionado con la reactivación económica en el sector servicios, ha experimentado una mejora cualitativa con respecto al año anterior, con un crecimiento de entradas del 6% y un 11% de subida en las pernoctaciones, incrementándose la estancia media hasta los 1,83 días.

La política de oferta conjunta del Territorio Histórico de Álava y no individualizada por Cuadrillas, la puesta en marcha de una comunicación activa en redes y la renovación de la página web, han contribuido a este resultado, ya que los establecimientos hoteleros ubicados en la zona rural han experimentado los incrementos más notables, y una disminución del desempleo en el sector servicios.

Siguiendo con el empleo, la oferta de empleo público que hemos puesto en marcha en la diputación de 78 plazas a la que optan 3500 personas, se le suma la de 32 plazas de política local en el ayuntamiento, junto con las de bomberos y del IFBS, contribuyen positivamente en el empleo, junto con otro de los objetivos socialistas que es el aumento de la inversión pública.

Inversiones en la habilitación de nuevas plazas residenciales o en carreteras, como la Melledes-Manzanos, Asa-Elvillar, compromisos que veníamos demandando durante años en la oposición y que están en marcha como la reforma del parque de Lamuza de Llodio.

Y es que hemos elaborado, pactado y vamos a gestionar un presupuesto durante el año 2017 que consolida el del pasado año y que es la imagen y la presencia de los objetivos del socialismo alavés en el gobierno foral: la recuperación de la inversión pública en desarrollo de nuestra competencia foral en carreteras y continuar con la mejora del servicio público que presta el transporte foral. Servicio público de marcado carácter social que facilita la movilidad de las personas y la integración del todo el territorio.

Los programas y actuaciones en el área de movilidad más significativos serán la puesta en marcha de las nuevas concesiones de las líneas Bilbao/Logroño, Durango/Vitoria-Gasteiz/Miranda de Ebro y el desarrollo del transporte comarcal. El lanzamiento de una aplicación para dispositivos móviles que informe a los usuarios del tiempo de paso de los servicios de transporte foral es otro de los proyectos que verá la luz el próximo año.

583316660cecf

El presupuesto incluye también una partida de 1,25 millones de euros para contribuir a la financiación de la ampliación del tranvía en Vitoria-Gasteiz dando continuidad así al apoyo de la institución foral a la implantación del sistema tranviario en la capital de Euskadi.

Junto a esta medida, se consignan las cantidades adecuadas para avanzar en el cumplimiento de las mociones aprobadas durante esta legislatura en Juntas Generales relativas a la reforma de la N-124 y la construcción de la nueva variante de Berantevilla y la reforma de la N-240 en Legutio.

En desarrollo de nuestra competencia foral, colaborando los dos departamentos gestionados por los socialistas alaveses, se construirá un nuevo Centro de Control de Carreteras para mejorar la información a la ciudadanía del estado de nuestras carreteras, aumentar la coordinación en el operativo de vialidad invernal y mejorar las condiciones laborales de los empleados que atienden este centro.

Y seguimos en el ayuntamiento con la reforma del Teatro Principal, la próxima inauguración del centro cívico de Zabalgana o la apuesta para el futuro del deporte de base con la renovación de campos de deporte.

Los socialistas afrontamos otros retos en 2017. El primero de ellos es la fiscalidad. Algunos se sorprendieron cuando hace ahora seis meses defendí públicamente la necesidad de revisar la última reforma fiscal pactada por PSE y PNV, con el apoyo del PP, para perfeccionar las normativas que regulan los distintos impuestos y corregir eventuales disfunciones y lagunas.

Algunos se sorprendieron cuando abogué por evaluar y analizar dicha reforma, impuesto a impuesto, tipo a tipo, desgravación a desgravación, para introducir cambios, si se considera necesario, las normas pactadas en su momento.

Hoy todo el mundo, desde el PNV hasta EH Bildu, se suma a esta propuesta.

El objetivo de este trabajo debe ser el mismo que inspiró la reforma de hace cuatro años: avanzar en una fiscalidad progresiva y justa que genere suficientes recursos para financiar los servicios públicos y, garantizar así, la libertad y la igualdad de oportunidades de la ciudadanía.

Creemos que hay que analizar los resultados de la reforma fiscal, ver el margen de mejora para lograr una fiscalidad más justa y equitativa y luchar más y mejor contra la elusión y el fraude fiscal.

Término. La conclusión de es que el PSE es un partido necesario para la ciudadanía. No sólo por dar estabilidad a las instituciones, sino porque esa estabilidad es imprescindible para afrontar los tres grandes retos: reactivar la economía y crear empleo, recuperar la calidad de los servicios públicos tras años de recortes e incrementar la inversión pública.

Esta capacidad de los socialistas para dialogar y acordar con partidos políticos ideológicamente diferentes, como el PNV (o EH Bildu en materia presupuestaria), es necesaria habida cuenta la creciente fragmentación política. Y un ejercicio de responsabilidad.

Teniendo muy claro, por supuesto, los objetivos de ese diálogo y acuerdo: trabajar por la igualdad de los ciudadanos, combatir la injusticia, y defender y mejorar los servicios públicos.

euskadi_marca 1

GRUPO JUNTERO

POR VITORIA