Buenos días a todos los que nos habéis acompañado hoy en una mañana tan soleada y bonita, y en un lugar tan magnífico como en el que estamos.

Decía Groucho Marx que la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.

Mariano Rajoy y Pablo Iglesias piensan igual y actúan de esa manera.

Las elecciones de junio están provocadas por dos comportamientos igual de nocivos.

Por un PP que se ha escondido, que ha huido de su responsabilidad para buscar una oportunidad más de vencer cuando sabe que no puede convencer.

Por un partido como Podemos que ha considerado la democracia y el sistema electoral como un refugio de vanidades.

Mariano Rajoy ha conseguido que su política sea tan nefasta, que tenga tanta contestación, que sólo le queda hacer lo que está haciendo, esconderse, cobijarse en ella y esperar a ver si pasa el temporal.

Pablo Iglesias cree que las elecciones sólo deben servir para organizar una convención de oradores, en la que él aspira a partir de las prórrogas del partido a ser el monarca absoluto de esa competición.

Echenique, su secretario de organización y fiel escudero, hace unas horas ya hablaba de que si no se salían con la suya, pudieran darse las terceras elecciones.

Iglesias y Rajoy coinciden al cien por cien en que sus partidos y sus ambiciones políticas están por encima del interés general, del interés de la ciudadanía, incluso del interés de sus votantes.

Y por eso, hoy estamos presentando estas candidaturas, las candidaturas socialistas por el Territorio Histórico de Álava, al Congreso y al Senado.

573f081bde708

Unas candidaturas que se repiten en sus candidatos y candidatas, para unas elecciones que se repiten por la mala gestión de estos meses, desde el 20 de diciembre, de los candidatos y candidatas del PP y Podemos.

Su presentación quiero convertirla en una llamada a la rebelión en las filas del PP y Podemos, porque si sus votantes quieren que haya cambio en el país no les va a quedar otra que empezar por cambiar su voto.

Los socialistas no queremos la democracia del gesto, de la costumbre, del morbo.

Queremos la democracia que suma, que resuelve, que antepone las soluciones a los egos.

La democracia es participación, elección, acción, servicio.

Y quienes han roto esta cadena, rompen el sentido y el valor de la democracia.

Las elecciones del #26J no deben dar la oportunidad a más comportamientos tramposos donde por encima de la atención a las necesidades ciudadanas y a sus correspondientes soluciones, se antepongan algunos partidos y sus líderes.

Hay que oír a Rajoy reclamándose como la solución, sabiéndose el problema, y habiendo experimentado en este tiempo que no suma con nadie, que nadie quiere acompañarle, y que por eso se escondió.

573f087227b0c

Hay que oír a Iglesias tendiendo su mano para acordar con nosotros, cuando ha sido el responsable de dinamitar todos los puentes en todas las reuniones en las que participó directamente para asegurarse que acabaran en fracaso y en dos valientes sesiones de investidura lideradas por Pedro Sánchez.

Cuanto más siniestros son los deseos de un político más pomposa suele ser la nobleza impostada en su lenguaje.

Pero esto tiene remedio y para remediarlo nos presentamos de nuevo los socialistas.

Esto tiene remedio con más votos.

Votos que solicitamos a los ciudadanos y ciudadanas de Álava con la seguridad que nos da el saber que hemos cumplido con el deber.

Con el deber de haber intentado poner el cambio en marcha. Con el deber de haber intentado que se iniciara la legislatura. Con el deber de saber encontrar acuerdos entre diferentes. Con el deber de servir a los votantes, frente a los que se han servido de ellos para satisfacer sus ambiciones particulares.

Cuanto menos se tiene más importante es el voto.

El voto construye democracia, garantiza libertad, da oportunidades para la convivencia, permite practicar la igualdad, la solidaridad, la justicia social, crea oportunidades.

Estos valores representan las candidaturas socialistas. Valores puestos en práctica en estos meses, y que nos legitiman para pedir un mayor apoyo de la ciudadanía alavesa a las candidaturas que hoy presentamos.