Me presento nuevamente ante vosotros para anunciar mi candidatura a Diputada General de Álava en las elecciones de mayo de 2015.

Es la primera vez que en el Partido Socialista de Álava se elige a la candidata o al candidato a la Diputación Foral de Álava por el procedimiento de primarias. Es una decisión personal, consultada previamente con muchos compañeros y compañeras de la organización, que ha contado con el respaldo del Grupo Juntero y miembros de la dirección del Partido a los que, a partir de ahora, voy pedir su aval; asimismo, en dicha decisión también ha influido el ánimo y el respaldo que me han proporcionado muchos representantes del mundo asociativo del Territorio Histórico que querían que diera este paso adelante.

Cristina

Me presento porque durante los últimos tres años y medio he desempeñado la Portavocía del PSE-EE de Álava en las Juntas Generales y, por ello mismo, conozco la institución foral, así como sobre todo los problemas por los que está atravesando la ciudadanía alavesa, sus empresas, sus asociaciones y también sus instituciones.

Me presento porque me siento capaz de elaborar, dirigir y liderar, junto con la militancia socialista y con muchas personas que se identifican con valores progresistas, un proyecto creíble, coherente con nuestros principios y que tenga por objetivo devolver a la ciudadanía la esperanza de que se pueden hacer las cosas de otra manera, que desde la política se pueden resolver o paliar sus problemas y necesidades, que desde la política podemos y debemos luchar contra la corrupción, que con honestidad y trabajo podemos devolver la credibilidad en el compromiso personal para prestar un servicio a la ciudadanía.

Me presento porque el PSE-EE de Álava es la alternativa real a la extrema derecha que representa el Partido Popular alavés; una derecha xenófoba, que no le preocupan las consecuencias que sus decisiones tienen sobre las personas más vulnerables; una derecha que cree en la caridad y no en la igualdad y la solidaridad; una derecha que no cree en el valor de lo público y, por lo tanto, elimina los servicios que tanta falta le hacen a muchas personas.

Me presento porque el PSE-EE de Álava es la alternativa a los nacionalismos excluyentes, a la incertidumbre que crean las aventuras soberanistas, porque es una organización que ha demostrado que se puede construir y que se puede acordar entre diferentes.

Los socialistas hemos sido protagonistas en la defensa de la convivencia entre diferentes, en el respeto a los otros y a la construcción, defensa y mejora del autogobierno con el fin de mejorar la calidad de vida para la ciudadanía vasca.

Se de las dificultades de la política hoy en día y, precisamente por ello, soy consciente de que tengo que dar un paso al frente. El escenario político que tenemos por delante es de fragmentación, de dificultades a la hora de garantizar apoyos y mayorías suficientes. Por ello mismo, siempre he considerado que en situaciones como las que se nos presentan por delante, el Partido Socialista es garantía de serenidad, responsabilidad y seguridad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En esta legislatura los objetivos fijados para el Territorio Histórico de Álava, en una época de crisis, han sido la elaboración de una reforma fiscal progresiva, una lucha contra el fraude más intensa –para que las administraciones públicas tuvieran más recursos para conseguir los otros dos objetivos– y la reactivación económica y la lucha contra el desempleo; asimismo, nos proponíamos realizar una definición y apuesta por una política energética diferente.

El PSE-EE de Álava no propone retos en abstracto. Primero sabe que tiene que tener los recursos para poderlos superar y, por ello mismo, proponíamos la reforma fiscal. Una reforma fiscal que no renunciamos a seguir mejorando, pero que ya está dando sus frutos.

Pero también queremos cambiar la forma de hacer política. Y no lo decimos en el momento de presentar la candidatura o en el momento de presentarnos a las elecciones; podemos demostrar nuestra gestión en estos tres años en la oposición para conseguirlos.

Hoy ya nadie del Partido Popular habla de recuperación económica, ni el Sr. De Andrés, ni el Sr. Maroto, ni el Sr. Alonso ni el Sr. Rajoy. Nadie. Desde hace algún tiempo únicamente hablan de ir por la buena senda. Desde el Partido Socialista, como desde el Grupo Juntero Socialista, hablamos –como lo decíamos en el primer Pleno de Política General de esta Legislatura– que saldremos de la crisis cuando se recuperen las políticas recortadas y se recuperen los derechos perdidos. Por eso hoy no estamos en la buena senda, estamos en la senda contraria; por eso proponemos seguir impulsando las medidas que venimos defendiendo durante estos tres años. Esta misma posición también vamos a plantearla ya en los Presupuestos para 2015.

Así pues, nuestras propuestas giraran en el sentido de conformar una agenda económica para reactivar la economía y el empleo. La defensa de las inversiones del Gobierno Central y del Gobierno Vasco para el Territorio Histórico de Álava: del TAV, de Foronda, del proyecto VIAP, de las depuradoras del Alto Nervión, de la limpieza del río Ebro, de la extensión del tranvía, del desarrollo del HUA, de las infraestructuras hidráulicas. Un plan de atracción de empresas, con controles para evitar que cierren pese a no tener pérdidas, como sucede actualmente. Ayudas públicas a PYMES para mantener sus trabajadores a través de planes de flexibilidad interna.

La conformación de una agenda política y social que tenga como objetivo recuperar los derechos perdidos: la Ley de Dependencia, la ayuda a domicilio, la pobreza energética, la mejora del asistente personal, la recuperación del apoyo foral a las instituciones educativas y culturales de cuyos patronatos forma parte, el deporte escolar, el patrimonio, las inversiones.

La conformación de una agenda institucional y de recuperación de las políticas forales, de participación de la ciudadanía, de rehabilitación de la credibilidad política, de lucha y mejora de los controles contra la corrupción y de convivencia entre diferentes.

Todas estas, y muchas otras cuestiones, se vienen trabajando e impulsando actualmente desde las Juntas Generales y, asimismo, muchas otras quedan pendientes por hacer, por todo esto debemos seguir trabajando desde las instituciones. Porque hoy más que nunca el Partido Socialista es más necesario. Por todo ello, y muchas otras razones más, es por lo que presento mi candidatura a la Diputación Foral de Álava para las elecciones de mayo de 2015.

Porque quiero que entre todos construyamos Álava.