Presento mi precandidatura a la Secretaría General del Partido Socialista de Álava por tres razones:

Porque me lo han pedido un número suficiente de compañeros y compañeras con los que he trabajado, que han confiado en mí y a los que no puedo decir que no.

Quiero ser candidata porque me siento con fuerzas y con ganas de contribuir a que el proyecto socialista sea un proyecto alternativo a la derecha y a los nacionalismos.

Quiero ser candidata también porque soy mujer y porque como mujer quiero no sólo reivindicar y luchar por la igualdad, sino practicarla y asumir riesgos y responsabilidades que mayoritariamente han sido lideradas por hombres, como así ha sido la Secretaria General.