Qué poco queda y qué grande es la oportunidad, esa oportunidad de cambio, la tenemos, está en nuestras manos, en nuestra decisión, ahora sí dependemos de nosotros, de nuestra actitud, en una semana podremos decidir y resolver si sigue gobernando la mentira, el recorte y la insolidaridad, o si como dice más del setenta por ciento en todas las encuestas, gobierna el cambio.

Pedro o Rajoy, todo lo demás son cuentos y además no salen las cuentas, porque Podemos prefiere que gobierne el PP antes de que gobierne el PSOE, y Rivera es lo mismo que Rajoy con menos años y con más colonia.

Álava puede y tiene que contribuir al cambio como tantas veces lo ha hecho a lo largo de la democracia, como lo hizo con los anteriores gobiernos socialistas. Por eso hoy estamos aquí. En Llodio. Porque también desde esta tierra tenemos que contribuir masivamente al cambio que representa Pedro Sánchez.

Os imagináis a Rajoy entretenido en su casa, con los suyos, jugando interminables partidas en el futbolín que le regalo Feijoo, en vez de estar fastidiándonos a todos.

11218856_10206647642842171_6532863501476927430_n

Pero aquí viene lo mejor, y es que el próximo domingo esto lo podemos hacer. Lo tenemos a nuestro alcance y entre todos lo vamos a lograr.

Álava es un territorio con mayoría de trabajadores, de pensionistas, de mujeres y jóvenes, que necesitan, que necesitamos, un gobierno cercano a nuestras necesidades, sensible a nuestros problemas, que sepa y entienda a la mayoría, que sepa y quiera gobernar desde el interés general.

El Territorio Histórico de Álava, al igual que España, necesita un gobierno sensible y cercano, un gobierno para las personas, un gobierno que:

  • Quiera derogar la reforma laboral, que se comprometa a devolver a los trabajadores sus derechos y muy especialmente la negociación colectiva.
  • Un gobierno que quiera mejorar las pensiones.
  • Que devuelva a los jóvenes la oportunidad de trabajar en su país
  • Que no abandone a cientos de miles de familias sin recursos a tener que verse atendidas por el Banco de Alimentos, porque su gobierno les da la espalda. Que sepa lo que se necesita en cada región, en cada comarca, que sepa que en Ayala es urgente la construcción de la depuradora del Alto Nervión, que los juzgados no se pueden centralizar en la capital, sino que en esta zona necesitan permanecer abiertos.

Compañeros y compañeras, quien no quiera verlo que no lo vea pero estamos ante una situación de emergencia.

CWGqOz5XAAE3ktZ

Ante una situación que si no la corregimos solo ira para donde solo puede ir, ira a peor para la mayoría de la ciudadanía.

Esta legislatura que ahora se acaba, ¿recordáis como empezó? Os ayudare a hacer memoria:

  1. Empezó Rajoy diciendo que el país gastaba más de lo que tenía y que no podía consentirlo, dicho y hecho, quitó el dinero a la sanidad, a la educación, y a la dependencia, y se lo dio a la banca mal gestionada. A la Bankia de Rato. A ese Rato que nos ha dado tan mal rato y del que queda escándalo para rato.
  2. Siguió Rajoy y su gobierno quejándose de la herencia recibida, que yo recuerde entonces en el fondo de reserva de las pensiones había 70.000 millones hoy solo queda la mitad, y si siguen acabaran con todo y ojo, volverán a recortar las pensiones, porque dirán que con lo que se recauda, que no les llega.
  3. Rajoy también nos contó que las empresas de nuestro país no eran competitivas, y se sacó de la chistera una reforma laboral que ha conseguido los menores salarios y los peores contratos, los más troceados y los más temporales que nos pudiéramos imaginar.
  4. Rajoy nos habló de las oportunidades y se cargó las becas para que menos jóvenes pudieran estudiar, y para que la universidad volviera a ser un lugar de formación para los ricos y no para todos los jóvenes sin exclusión, como hicimos los socialistas en el gobierno de Felipe González.
  5. Rajoy si recordáis cuando llego al gobierno, habló de la buena gestión y se tuiteó con Bárcenas, diciéndole aguanta y se fuerte, lo mismo que le acaba de decir en estos días a su embajador en la India, el señor Arostegui, porque así es la derecha frente a quienes desde sus filas practican la corrupción.
  6. Rajoy dijo que bajaría los impuestos y lo que hizo fue subirlos y subir también los precios de los servicios públicos, con los copagos, repagos y tasas, congelar las pensiones, eliminar las prestaciones a la dependencia, suprimir la ayuda a los desempleados sin recursos, y regalar los impuestos y más cosas a sus amigos, los defraudadores, con aquella amnistía fiscal.

CWGnharXAAAEsNN

Pero todo no lo han hecho mal. Hay una cosa que han hecho bien, descubrirse. Mostrar su rostro. Enseñar su cara, su cara dura, su desprecio a las necesidades de la inmensa mayoría de la ciudadanía.

Sí, compañeros y compañeras, amigos y amigas, se han descubierto y ya todos sabemos cómo son.

Todos sabemos que la economía no es que la gestionen ni bien ni mal, es que la gestionan solo para ellos.

Todos sabemos que cuando hablan de la recuperación, hablan de una recuperación que solo les llega a ellos.

Sabemos que no es que el PP no quiera que haya sanidad o educación, es que la quieren privada, para quien se la pueda pagar.

Sabemos que no es que el PP no quiera que la justicia no funcione, lo que quieren es que la justicia no se meta con ellos, con sus fechorías y atropellos, con sus abusos.

Todos sabemos, que no es que a la derecha no les guste las personas, lo que pasa es que creen que hay muchas, que somos demasiadas, que tenemos muchas necesidades, que gastamos mucho en políticas públicas, y que la derecha no quiere pagar impuestos para tantos, por eso a los jóvenes les obligan a salir del país y los abandona a su suerte.

A los jóvenes que se quedan aquí, en nuestra tierra, les obligan a vivir con sus padres por la falta de oportunidades laborales para labrarse su autonomía. A los padres de muchos jóvenes se les empuja a vivir por la escasez de recursos con sus abuelos, sumando sueldo y pensión para estirar un poco más. A muchos enfermos les sacuden con el copago para que se acostumbren a tirar de sus defensas, porque se les obliga a elegir entre comprar alimentos o comprar medicinas, a los que trabajan a cobrar poco para que no tengan tentación de hacerse ricos, y así en cadena.

Y, señoras y señores, a esta cadena le llaman recuperación económica.

Hoy en nuestro país hay muchos trabajadores que, además de ir a trabajar, tienen que acudir a las ayudas sociales para llegar a fin de mes.

Claro que se han descubierto, la derecha se ha descubierto, ha mostrado su cara, y que cara la estamos pagando.

Lo bueno que tiene la democracia, que tiene la libertad, es que esto que está pasando, que nos está pasando, que nos está dañando, si queremos lo podemos parar y lo podemos cambiar.

Y los socialistas, con Pedro Sánchez al timón, lo queremos parar y cambiar, nos comprometemos a cambiarlo y sabemos cambiarlo, porque todo lo que la derecha ha destruido en cuatro años, hacia décadas que lo habíamos construido los socialistas, con aquellos gobiernos que con vuestros votos gobernaron para la mayoría.

Y pusimos en pie la sanidad y la educación universal y gratuita, las ayudas a las personas dependientes y la revalorización continua y por encima del coste de la vida de las pensiones mínimas.

El futuro es de todos y todas, nos pertenece, podemos decidir sobre él y el próximo 20 de diciembre tenemos la oportunidad de hacerlo.

El voto nos iguala, el voto de cada ciudadano y ciudadana tiene el mismo valor, y por eso el voto se convierte en un poderoso medio para que la desigualdad de la que nos quejamos de paso a la igualdad, para que el sálvese quien pueda sea sustituido por la solidaridad, para que los poderosos dejen de decidir sobre la mayoría.

Pero para conseguir todo esto necesitamos compartir con todos vosotros y con todas vosotras un compromiso, el compromiso del voto, del vuestro y el de las personas que tenéis a vuestro alrededor.

Mucho ánimo compañeros y compañeros, a votar, a votar y a votar, que ningún voto se quede en casa.

Muchas gracias.