Compañeros y compañeras. Amigos y amigas.

Quiero empezar este inicio de campaña con una buena noticia: sólo quince días nos separan del cambio.

Quince días para dejar atrás esta nefasta legislatura y dar el finiquito a esta pesadilla de gobierno del Partido Popular.

IMG_2918

La ciudadanía alavesa tiene ahora la oportunidad de dejar fuera de juego a quienes les han dado la espalda a sus necesidades.

Y no es para menos.

El Territorio Histórico de Álava lidera el paro en España, 27.000 desempleados.

El PP ha dejado al Territorio como un recortable. Recortes en la Ley de Dependencia, en el Servicio de Ayuda a Domicilio, en los convenios con todo tipo de asociaciones.

Cero inversiones en empleo.

Y por si esto fuera poco, una cruzada contra las políticas sociales.

Y además, la estigmatización del diferente.

Y además, la amenaza de la reapertura de Garoña, el semi-cierre del Aeropuerto de Foronda y el retraso de las obras del T.A.V. en el tramo Vitoria-Burgos.

Y para mayor burla y escarnio a la ciudadanía, al Diputado General de Álava le sobran 10 millones de euros, con todas las necesidades que existen en nuestra sociedad.

Así es la derecha.

Así es el PP.

Por todo ello hay que cambiarlo.

Álava es una tierra cargada de oportunidades, cargada de futuro.

Pero hay que apostar por ese futuro y hay que tener ambición para crecer.

Y yo la tengo.

Álava tiene industria de primer nivel, con una capacidad de exportación líder en Euskadi y en España.

Tiene una de las cuatro mejores zonas vinícolas del mundo.

Tiene la mejor tecnología eólica del planeta, un potencial logístico ilimitado.

Álava lo que no tiene, y necesita con urgencia, son buenos gobernantes.

Gobernantes sensibles y cercanos a los problemas de la ciudadanía.

Gobernantes a los que les gusten las personas, todas las personas, sin ninguna discriminación por su origen, religión o lengua, algo que no va ni con el PP, ni con los nacionalismos excluyentes.

Álava necesita un nuevo liderazgo para hacer otra política diferente. Otra política que los socialistas estamos en condiciones de ofrecer y compartir con la ciudadanía.

Esta legislatura ha terminado sin presupuestos, sin proyectos culminados, sin dialogo y con un PP empeñado en reducir el papel del sector público.

Mi compromiso es cambiar esta actitud evitando la confrontación innecesaria.

Me comprometo a formar un gobierno de progreso, a tener presupuestos.

Me comprometo a sumar en la política y fuera de la política, en la sociedad, con los emprendedores, con los autónomos, con los empresarios, con los sindicatos, con las asociaciones.

Me comprometo a desterrar actitudes racistas y xenófobas.

Me comprometo a frenar actitudes políticas de imposición, sea con el euskera o con la independencia.

Me comprometo a sostener y mejorar los servicios públicos y las políticas sociales.

En la política alavesa siempre hubo acuerdo unitario, hasta que ha llegado esta nueva hornada de gobernantes del PP, decididos a destrozar todo lo público. Porque estos dirigentes son enemigos de los derechos y de la igualdad.

Es imperdonable lo que han hecho, pero no es irreparable.

IMG_2932

Compañeros y compañeras.

Siempre nos ha guiado lo colectivo frente a lo individual. El salvarnos todos frente al sálvese quien pueda.

La redistribución de la riqueza, frente a la acumulación en pocas manos.

La responsabilidad social con nuestras necesidades y con nuestros retos, y con esa guía continuamos.

Hoy mi prioridad, la prioridad de todos los socialistas, es el empleo; el empleo de calidad, dignamente retribuido.

Y para que haya empleo hay que crearlo y hay que ayudar a que se cree. Esto solo se consigue ingresando más recursos para poder invertir más.

Me comprometo a ser implacable en la lucha contra el fraude fiscal y a corregir cualquier manera de elusión.

Me comprometo a fijar y cuantificar objetivos económicos en esa lucha y a invertir esos recursos en la creación de empleo.

Los socialistas decimos no al fracking y no a Garoña. Pero decimos sí a las energías renovables.

Decimos sí a consensuar un mapa de ubicación de estas fuentes de energía.

Quiero una financiación equilibrada para los municipios y entidades locales del Territorio Histórico de Álava.

Compañeros y compañeras.

Quiero que la política sea seria, rigurosa y eficaz. Por eso también señalo lo que no quiero.

No quiero y no me comprometo con propuestas imposibles, con políticas para quedar bien con quien te escucha y mal con quien te necesita.

Y por eso los socialistas a nuestro programa electoral le llamamos “CONTRATO CON LA CIUDADANÍA”. Un documento en el que hemos cuantificado el coste de nuestras propuestas, porque tienen que ser viables.

Y por eso los socialistas estamos comprometidos con una agenda pública abierta a toda la ciudadanía, por la que se pueda ver, medir y evaluar la ejecución de nuestros compromisos.

Compañeros y compañeras. Amigos y amigas.

En estas elecciones hay mucha competencia, hay más candidaturas, pero solo hay una que reúna tres requisitos. Tres requisitos de progreso, a saber: ser de izquierda, haber defendido la libertad y la igualdad durante 136 años y, finalmente, haber protagonizado la construcción de todos los servicios públicos, de todos los derechos colectivos y políticas sociales de las que hoy día disponemos.

Con estos requisitos no se construye el futuro, pero si se consigue el mejor certificado de garantía de lo que sabemos hacer y de lo que nos comprometemos a hacer.

Hoy empieza la cuenta atrás para hacer posible el cambio en el Territorio. Para hacer de Álava nuestra prioridad. Para gobernar para la mayoría.

Muchas gracias.